Emergencia en EE.UU. por gripe porcina

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano
Image caption Napolitano consideró que el brote del virus parece más severo de lo que es.

El gobierno del presidente Barack Obama declaró este domingo una situación de "emergencia de salud pública" ante la propagación de gripe porcina en Estados Unidos donde se han detectado 20 casos, mientras que Canadá informó de otros seis enfermos.

En México, donde hay 20 muertes confirmadas por la enfermedad y se sospecha de decenas más, el presidente Felipe Calderón llamó a la población a mantener la calma.

"Es muy importante actuar rápido y actuar con seriedad, pero también es muy importante mantener la calma y colaborar con las autoridades e informar de los casos que se presenten", expresó el mandatario.

Mientras, en Washington el presidente Obama, que viajó la semana pasada a México, dijo estar muy preocupado por la situación que vive el país vecino, al que se ha ofrecido la ayuda estadounidense.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, consideró que el brote del virus "parece más severo de lo que es, pero el declarar la emergencia es un proceso estándar que nos permite liberar unos recursos para la prevención, medicación y diagnóstico que, de otra manera, no podríamos utilizar".

Medidas de emergencia

Entre las medidas anunciadas por el gobierno de EE.UU. figura que cerca de 12 millones de dosis de Tamiflu -oseltamivir, el medicamento antiviral más utilizado- se sacarán de los depósitos federales donde están almacenados y se distribuirán donde sea necesario.

Image caption Varios países asiáticos controlan la temperatura de los pasajeros para detectar fiebres sospechosas.

Además, los funcionarios que trabajan en puertos y aeropuertos comenzarán a preguntar a los viajeros sobre su procedencia y sobre su estado de salud, como medida de precaución para frenar la propagación.

En una rueda de prensa televisada, Napolitano aseguró que no se frenará por este motivo la entrada al país, pero se podrá pedir a los viajeros un examen adicional de salud.

Entre los 20 casos detectados en el país, incluye a ocho alumnos de una escuela secundaria de Nueva York, donde este viernes cerca de un centenar de jóvenes comenzaron a sentir síntomas de gripe, con vómitos, mareos, fiebres y dolores.

Sin embargo, el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, aseguró que el virus no parece estar propagándose rápidamente a la población en general.

"No hemos visto ningún aumento o grupos que sugieran un brote", dijo Bloomberg a los periodistas.

Los demás casos de EE.UU. se han presentado en California, nueve, dos en Texas, dos en Kansas y uno en Ohio.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que dado que el periodo de incubación de la enfermedad es de 24 a 48 horas, no ha sido necesario someter al presidente Obama a ninguna prueba médica, dado que han pasado nueve días desde su regreso de México y no ha mostrado ningún síntoma preocupante.

OMS preparada

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el mundo está mejor preparado que nunca para enfrentar una pandemia de influenza, luego de cinco años de combate contra la gripe aviar.

"Los últimos cinco años nos han puesto en la mejor posición posible para manejar esta situación", declaró el director general del programa mundial de influenza, Keiji Fukuda.

Pero, al mismo tiempo, la OMS advirtió que el nuevo tipo de virus tiene el potencial de convertirse en una pandemia y expertos internacionales se pondrán de acuerdo el martes para aconsejar a la entidad si debe declararla.

Fukuda consideró que no existe suficiente evidencia de que el consumir carne de cerdo podría inducir el virus en las personas.

Síntomas

Los síntomas de la gripe porcina, un subtipo de la tradicional cepa H1N1 (influenza estacional) que mutó de los cerdos a los humanos, son fiebre superior a 39 grados, que se presenta de manera repentina, tos, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de articulaciones, irritación de los ojos y flujo nasal.

Las autoridades sanitarias de varios países han tomado medidas para prevenir la expansión del nuevo tipo de influenza.

Varios países latinoamericanos, y también europeos y asiáticos, han reforzado los controles sanitarios en los aeropuertos. En Japón, por ejemplo, las autoridades toman la temperatura de los pasajeros cuando estos desembarcan de los aviones.

En Nueva Zelanda, diez alumnos que regresaron recientemente de una visita a México con síntomas de gripe habrían contraído la enfermedad, y fueron puestos en cuarentena. En España el número de casos sospechosos ascendió a ocho.

En Israel, un hombre que hace poco regresó de México ha sido hospitalizado, al igual que dos personas que ingresaron en Francia con fiebre.

Temor en México

Los mexicanos siguen de cerca la evolución de la gripe en el país. Varios lectores de BBC Mundo relatan cómo las medidas tomadas por las autoridades están afectando su vida cotidiana.

Envíenos su testimonio

Image caption México tomó medidas preventivas en espacios públicos; las iglesias están vacías este domingo.

Según informó la corresponsal de BBC Mundo en México, Cecilia Barría, en la capital fueron suspendidos más de 500 eventos recreativos, culturales y deportivos para evitar el contagio de la gripe porcina.

Además, el gobierno anunció la implementación de medidas extraordinarias, como la potestad de dispersar a personas que estén desprotegidas y de aislar a los enfermos.

El secretario de Salud, José Córdova, dijo que las clases estarán suspendidas hasta el 6 de mayo en el Distrito Federal y el estado de México.

Durante una conferencia de prensa, el alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrad, anunció múltiples acciones que emprenderá el gobierno para frenar la propagación del brote.

Entre estas medidas se incluye la suspensión de los eventos masivos, tanto de la administración local como de empresas privadas, señaló Barría.

También recomendó el uso de mascarillas y pidió a la población que no propague el pánico, ni exagere las indicaciones de las autoridades, ya que se trata en todo caso, de medidas preventivas.

A la calle con mascarilla

El Ejército ha estado repartiendo mascarillas en las calles, mientras que los bares y restaurantes han extremado las medidas de precaución.

Los partidos de fútbol previstos para este fin de semana se jugarán sin público.

Las bibliotecas públicas y los museos permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Las autoridades realizan operativos sanitarios en los aeropuertos y en las centrales camioneras como parte del plan desplegado en Ciudad de México para hacer frente a la nueva cepa de influenza.

Barría destacó que también se han registrado casos en otros estados del país como Hidalgo, Tlaxcala, Chihuahua y San Luis Potosí.

De acuerdo a las autoridades, hasta ahora la mayoría de las muertes registradas fueron de adultos jóvenes, más que de niños o ancianos.

Lea también: claves del virus que alarma a México

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.