Bolivia: gobernadores en la mira

Arsenal capturado, según el Gobierno de Bolivia, a un grupo que pretendía atentar contra instituciones y políticos del país.
Image caption Gueder dijo haber vendido un arma al líder del grupo, Rózsa Flores.

Los presuntos terroristas que pretendían dividir Bolivia, también buscaban asesinar a dos gobernadores autonomistas y opositores al gobierno de Evo Morales, según reveló este jueves uno de los detenidos.

La intención, en palabras del boliviano Juan Carlos Gueder, era convertir a esos políticos en mártires de la autonomía y generar caos en el país.

Según esta versión, las víctimas iban a ser los gobernadores de Santa Cruz, Rubén Costas, y de Beni, Ernesto Suárez Sattori.

Gueder fue detenido el martes en Santa Cruz junto a Alcides Mendoza. Ambos eran miembros de la ultraderechista Unión Juvenil Cruceñista. Ellos están acusados de colaborar con la banda separatista.

Este jueves, Gueder dijo haber vendido un arma al líder de ese grupo, el boliviano-húngaro-croata, Eduardo Rózsa Flores, y confesó haber participado en dos reuniones con los ahora acusados de terrorismo.

En una de esas reuniones, según Gueder, Rózsa reveló sus planes para asesinar a los gobernadores.

"Me retiré de esta situación, de su programa que él (Eduardo Rózsa) tenía de captación de recursos cuando dijo en esa reunión que quería atentar contra la vida del gobernador Rubén Costas y del señor Ernesto Suárez Sattori", dijo Gueder en la Fiscalía de La Paz, donde permanece detenido.

Cuando se le consultó cuál sería el motivo de ese asesinato, Gueder contestó que "en esa oportunidad (Rózsa) dijo que más valía un mártir muerto que un cojudo (tonto) que no hacía nada, como mi gobernador".

También Evo Morales

El gobierno boliviano asegura que otro de los objetivos era asesinar al presidente Evo Morales.

Para sustentar esa tesis, el fiscal que lleva el caso, Macelo Sosa, mostró a los medios de comunicación un video en el que, según la autoridad, Rózsa se lamenta por no haber puesto un explosivo en un barco en el que Morales y su gabinete realizaban una reunión en aguas del lago Titicaca.

El audio y la imagen de la cinta son de mala calidad, porque al parecer es una grabación de un teléfono celular. Sin embargo, se escuchan palabras sueltas que llevan al Fiscal a afirmar que el plan de magnicidio está comprobado.

El 16 de abril, en un operativo policial, murieron el líder de la banda, Eduardo Rózsa, además del irlandés Dwyer Michael Martin y el rumano húngaro Árpád Magyarosi.

En el mismo operativo fueron detenidos el boliviano-croata Mario Francisco Tadic Astorga y el húngaro Elöd Tóásó.

Esta banda, según una entrevista que Rózsa dejó grabada en Hungría, pretendía la separación de la región autonomista de Santa Cruz, si no era posible lograr la convivencia nacional.

La entrevista fue concedida al periodista Andras Kepes en septiembre del año pasado, pero fue revelada después de la muerte de Rózsa.

El gobierno boliviano anunció que iniciará acciones legales en contra del periodista Kepes, porque considera que debió denunciar los planes de Rózsa en vez de guardar el video.

Empresarios e instituciones

Image caption Rózsa dijo en una entrevista que pretendía la separación de la región de Santa Cruz.

La fiscalía, además, investiga si el grupo tenía aval y financiamiento de empresarios e instituciones de Santa Cruz ligadas a la oposición.

Hasta ahora se han hallado armas que pertenecerían a los presuntos terrorista en la empresa telefónica COSTAS, un abogado de la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (CAINCO) fue acusado de cooperar con la banda y los principales sindicados aparecen en una fotografía en la que se ve un cartel de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (FEGASACRUZ).

Las instituciones de Santa Cruz han negado nexos con estos actos violentos, pero el fiscal Marcelo Sosa dijo que tendrán que declarar ante su autoridad.

Sosa mostró este jueves 58 fotografías en las que se ve a los hombres manipulando armas.

"Si ustedes ven esta fotografía, acá al fondo señala Fegasacruz, razón por la cual se les ha citado ya a estas personas para que vengan a prestar declaraciones", dijo Sosa señalando una de las imágenes.

Además, la fiscalía está tras el rastro de otros dos bolivianos que habrían sido miembros del grupo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.