Cuba/EE.UU.: canje será "clave"

Fuentes gubernamentales aseguraron a BBC Mundo que el canje de los cinco agentes cubanos prisioneros en Estados Unidos por disidentes presos en Cuba "será clave en cualquier negociación bilateral".

Image caption El tema del canje ha tomado más relevancia desde que EE.UU. y Cuba han iniciado el diálogo.

El caso toma más relevancia dado que Cuba y Estados Unidos han iniciado sus contactos en Washington y comienzan a "hablar" después de años de silencio, en los cuales sólo los militares de Guantánamo continuaron las relaciones bilaterales.

La variedad de temas será muy grande, teniendo en cuenta que el gobierno estadounidense pide cambios políticos a Cuba, mientras que La Habana exige el fin del embargo económico que pesa sobre la isla desde hace 50 años.

Sin embargo, cuando ambas partes aterricen sus demandas en la pista de "lo posible", el tema de los cinco agentes y los presos políticos -al que ha hecho referencia en varias ocasiones el presidente cubano, Raúl Castro- puede llegar a tomar un valor enorme en la medida en que se le considere un gesto recíproco.

En manos de la Corte Suprema

Uno de los abogados defensores de los agentes cubanos y hermano de uno de ellos, Roberto González, informó a BBC Mundo que está a la espera de la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, a la que le solicitaron la anulación del juicio.

Image caption Según las Damas de Blanco, los disidentes son contrarios al canje.

El abogado afirmó que él y el resto de los familiares están de acuerdo con el canje pero remarcó que "si Estados Unidos cambia su política de agresión a Cuba, debe liberar sin condiciones a los que están presos por luchar contra esa agresión".

Además, cree que el presidente Barack Obama puede influir para cambiar la situación de los cinco agentes: "Legalmente es posible una acción del gobierno norteamericano, enmendando toda la cadena de mala conducta en la manipulación del proceso judicial".

"La Corte Suprema puede marcar la diferencia porque, si anula el juicio, los cinco quedarían como 'acusados' no como 'condenados'. Ese puede ser un buen momento para que el Ejecutivo actúe", explicó el abogado, hermano de René González.

Por su parte, el catedrático y ex diplomático estadounidense ante La Habana Wayne Smith le dijo BBC Mundo, en su reciente visita a la isla, que "ese es un problema que será resuelto, porque la Corte Suprema tiene el caso ahora y creo que van a decidir a favor de los cinco".

Lea: "Se debe restaurar el diálogo con Cuba"

Smith aseveró que los cinco agentes "sólo fueron culpables de ser representantes de otro país sin pedir permiso a los Estados Unidos y ya han cumplido muchos más años de lo que amerita ese crimen. Si hay un nuevo juicio justo deben ser liberados".

"No aceptan ser cambiados"

Los disidentes, en cambio, son contrarios al canje.

Laura Pollán, dirigente del grupo "Damas de Blanco" y esposa del preso Héctor Maseda, sostiene que la mayoría de los detenidos en 2003 se niegan a ser canjeados por los agentes cubanos.

"Desde un principio Fidel Castro tuvo en mente el canje, no es casualidad que la cantidad de condenados fuera 75, un múltiplo de 5", pero agregó que 30 de los presos ya fueron consultados y "no aceptan ser cambiados y mucho menos por espías".

Pollán indicó que no critica a nadie, pero entiende que los presos no quieran "ser usados como moneda de cambio" y puso como ejemplo a Raúl Rivero, "que fue un regalo que le hizo el doctor Fidel Castro a España para que intercediera ante la Unión Europea".

El presidente de la opositora Comisión de Derechos Humanos de Cuba, Elizardo Sánchez, coincide con este criterio: "No estamos de acuerdo que se canjee prisioneros de conciencia por oficiales sorprendidos en labores de espionaje".

Un problema, dos visiones

Una de las exigencias del gobierno de Obama para mejorar las relaciones con Cuba es la liberación de los presos políticos cubanos, a los que considera víctimas de la falta de libertades que, según su visión, existiría en Cuba.

Image caption La campaña en favor de la liberación de los cinco cubanos es intensa.

En cambio, considera que los cinco agentes cubanos detenidos son espías capturados in fraganti cuando recogían información para Cuba. Según las autoridades estadounidenses, estos habrían tenido un juicio justo en Miami.

El gobierno cubano los consideran héroes y luchadores contra el terrorismo, dado que su tarea era penetrar los grupos armados que operan contra la isla desde Miami. La campaña de propaganda reclamando su libertad es intensa, tanto dentro como fuera del país.

Por el contrario, a los disidentes presos La Habana los acusa de mercenarios, una especie de quinta columna financiada con los US$40 millones anuales que el gobierno de Estados Unidos envía a grupos opositores para apoyar sus actividades dentro de la isla.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.