La guerra en Colombia no es nuestra: Chávez

Nicolás Maduro, canciller de Venezuela y Hugo Chávez, presidente de Venezuela. Foto de archivo: 18/04/09
Image caption Tanto Maduro como Chávez han pedido el respeto de la soberanía de Venezuela.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que su gobierno se mantendrá al margen del conflicto armado colombiano. "No es una guerra nuestra", dijo.

Las declaraciones del mandatario venezolano se produjeron después de que el canciller Nicolás Maduro señalara en La Habana que su país ayudará a Colombia a capturar a presuntos guerrilleros que, tras dar muerte a ocho soldados, aparentemente ingresaron a territorio venezolano.

"Las fuerzas irregulares colombianas de diversos signos que participan en el conflicto saben que en territorio venezolano no pueden ingresar, no pueden delinquir y que van a ser enfrentadas por todas las fuerzas posibles por parte de las autoridades venezolanas", señaló Maduro según la agencia de noticias oficial.

Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.216 kilómetros.

"La comunidad internacional conoce muy bien que los países limítrofes lamentablemente, en este caso Venezuela, hemos padecido durante 50 años un conflicto que no nos pertenece", dijo el titular de la cartera de Relaciones Exteriores.

Paz en Colombia

Horas después, Chávez ratificó que su gobierno no apoya a ningún grupo armado que viole la soberanía venezolana, pero no habló de cooperación activa, en el sentido de contribuir a la captura de los irregulares.

"Tenemos la posición de siempre: no permitiremos que incursión armada alguna, venga de donde venga, viole la soberanía venezolana. No es una guerra nuestra, y nosotros no nos inmiscuiremos en esa guerra".

"Y no valdrá presión de ningún tipo, eso lo sabe el presidente Uribe, eso lo sabe muy bien Colombia", dijo el mandatario venezolano.

"Si nosotros queremos algo encarecidamente, es la paz. Que se acabe la guerra en Colombia", señaló Chávez.

Previamente, el gobierno colombiano había solicitado la ayuda de su contraparte venezolana para capturar a los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se habrían refugiado en la frontera con Venezuela.

Sin cambios

La corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery, señaló que las declaraciones de Chávez son coherentes con la línea que ha mantenido el mandatario desde que en 2008 cambiara su posición sobre el conflicto en Colombia. Hasta entonces había venido sostenido que las FARC tenían "un proyecto respetable" y había estado promoviendo su reconocimiento internacional como actor político.

"Pero en junio de ese año pareció halarle la alfombra de debajo de los pies, cuando manifestó la guerrilla no tenía cabida en América Latina", dijo nuestra corresponsal.

Su posición actual, añadió, la resumió el mandatario venezolano en su reciente encuentro con su homólogo Álvaro Uribe en Caracas: "No soy aliado de las FARC ni apoyo a las FARC, pero ustedes lo saben, no soy enemigo de las FARC", dijo semanas atrás.

Así, sus declaraciones de este jueves constituirían otra signo del mejoramiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela, dentro de los límites de las convicciones del presidente venezolano acerca de la lucha armada en el país vecino, finalizó la corresponsal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.