Última actualización: sábado, 2 de mayo de 2009 - 06:05 GMT

Virus paraliza a la frenética México

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

México DF, una de las capitales más grandes y pobladas del mundo, quedó paralizada luego de que el gobierno le dio una instrucción a las familias: quedarse en casa durante cinco días para contener un brote mortal de influenza.

La familia Beristain está encerrada en su hogar de Ecatepec, en el estado de México, acatando las recomendaciones de las autoridades.

"Los niños están desesperados con el encierro. Quieren que les compre más videojuegos para pasar el tiempo", le dice Arturo Beristain a BBC Mundo.

"Nosotros salimos lo menos posible. Sólo vamos a la calle para comprar comida y el resto del tiempo nos quedamos aquí", agrega.

Y eso es precisamente lo que muchas familias están haciendo por estos días. Ver películas, reparar la casa y, por qué no, pelearse un poquito.

Es que para los mexicanos acostumbrados a comer tacos en la calle y prácticamente "hacer la vida" de manera comunitaria, este cierre parcial del país les impone un desafío bastante grande.

Los canales de televisión están transmitiendo una programación especial para que las familias no se aburran. Afuera, en la calle, no hay nada, pero nada, abierto. Sólo los supermercados y restaurantes que venden "comida para llevar" y las estaciones de policía.

Bajan los secuestros

De hecho, con las calles desoladas y todo el mundo recluido, México se transformó de golpe en otro país.

Un taxista conduce por las desiertas calles de México DF.

La polución del aire disminuyó el día en que empezó la cuarentena.

En tiempos normales, se registra un promedio de tres secuestros a la semana en Ciudad de México. Ahora, con esta "pseudo-cuarentena", sólo se registró uno en los últimos siete días.

Como si el crimen organizado quisiera participar de esta campaña, también bajó el índice de criminalidad en 33% desde que el gobierno anunció el estado de alerta sanitaria en el Distrito Federal.

Lo mismo ocurrió con el índice de contaminación del aire que en un día bajó de 95 a 75 puntos.

"Me quedé sin matrimonio"

Algunos nunca olvidarán esta semana. Es el caso de María de los Ángeles Roque Gil, una habitante de Toluca, que se quedó sin casarse.

Los hermanos Beristain.

La familia Beristain está encerrada en su casa acatando las instrucciones del gobierno.

"Ayer estábamos tristes, pero hoy día estamos más tranquilos. Ahora andamos en la calle tratando de vender la comida que habíamos comprado para la fiesta, antes de que se pierda", le dijo a BBC Mundo mientras caminaba con su celular en mano.

"Teníamos todo listo. La misa, la fiesta, los arreglos florales... todo. Y ahora tendremos que tratar de conseguir otra fecha, quién sabe para cuándo", señaló esta novia que no pudo cumplir sus planes gracias a la aparición del brote de influenza A H1N1.

Así también se cancelaron los bautismos, primeras comuniones y fiestas de todo tipo.

Hasta las visitas a la cárcel permanecen suspendidas, una restricción que el viernes provocó la furia de los reos del Reclusorio Norte, quienes llevaron a cabo una protesta que fue rápidamente reprimida.

Y para los que trabajan en la economía informal, la paralización del país los ha dejado prácticamente sin ningún ingreso.

Trabajadoras sexuales sin clientes

La epidemia cambió de un día para otro la vida de las trabajadoras sexuales. De pronto, los clientes desaparecieron y las chicas se quedaron de brazos cruzados.

La policía mexicana reprime unas protestas en el Reclusorio Norte, en México.

Las visitas a la cárcel están prohibidas, lo que causó protestas entre los reos del reclusorio Norte.

"Ha bajado mucho el trabajo. Antes atendía como nueve clientes al día y ahora están llegando dos o tres. Y hoy no ha llegado ninguno", le dijo Mérida a BBC Mundo, una prostituta del barrio de La Merced.

Mérida dice que ella y sus compañeras han sido objeto de discriminación porque muchos las están culpando de ser parte de un foco de infección.

"Algunos nos dicen que usemos guantes y cubrebocas, pero... ¿cómo vamos a trabajar así?", se pregunta.

A estadio vacío

La mayoría de los eventos deportivos también fueron suspendidos.

Sin embargo, algunos partidos de fútbol se jugaron a puertas cerradas como el de Tecos contra Pumas.

Los comentaristas decían en la radio que fue un encuentro aburrido.

"Parecía un juego 'llanero', se oían los gritos de los jugadores", señalaban los presentadores del programa Formato 21, refiriéndose a los partidos que se juegan en colonias populares.

Telenovelas "sin besos"

Y hasta las telenovelas han salido al centro del debate. Los ejecutivos de Televisa y TV Azteca han estado debatiendo la posibilidad de suprimir los besos de algunas producciones para colaborar en la campaña sanitaria contra el nuevo brote de influenza.

"Vamos a tomar una decisión en los próximos días", comentó una fuente del sector.

Lejos del glamour de la televisión y más cerca de la página de policiales, algo preocupante es que se han registrado algunas actitudes hostiles en Acapulco y otros balnearios contra automóviles que llevan placa del Distrito Federal.

Algunos han sido víctimas de piedrazos y ofensas verbales por parte de personas que temen que, con la llegada de turistas capitalinos, se propague el virus en sus comunidades.

Sin duda México recordará esta semana. Habrá un antes y un después de la influenza A H1N1, aquella que, además de cobrar vidas humanas, dejó encerrados en sus casas a los mexicanos y transformó una de las capitales más frenéticas del mundo en un oasis de silencio.

La amenaza de la gripe porcina

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.