Brasil: expulsan a campesinos de una reserva indígena

Indígenas celebran la decisión de la Corte.
Image caption El caso sienta un precedente en el tema de derechos indígenas en Brasil.

Policías y soldados en Brasil comenzaron un operativo para evacuar a las personas que no son indígenas de una reserva indígena en el norte del país.

El operativo se llevó a cabo después de que la Corte Suprema de Brasil determinara que la reserva Raposa Serra do Sol pertenece exclusivamente a los indígenas.

Los campesinos arroceros y los trabajadores agrícolas no indígenas afirmaron que están siendo las víctimas de un "robo legitimado", aunque las autoridades brasileñas dicen que serán indemnizados.

En marzo, la Corte Suprema de Brasil estableció que la región ubicada en el estado de Roraima, en el norte del país, debe mantenerse como un territorio unificado para uso exclusivo de la población indígena.

La decisión de la Corte es vista como una victoria importante en el campo de los derechos indígenas y también como un caso que sienta precedentes para otros juicios en el futuro.

Pero para los productores de arroz y trabajadores rurales no indígenas que viven y trabajan en la zona -que sostienen que si son expulsados se deteriorará la economía de la región- la decisión significa un fracaso.

Unos 300 agentes de seguridad -entre policías y soldados- participaron en el operativo llevado a cabo en la reserva que tiene una extensión de 1,7 millones de hectáreas.

"Zoológico humano"

Pocos días antes de iniciarse el operativo quedaban aún en el lugar unas 30 familias, pero las autoridades aseguraron que sólo recurrirían a la fuerza si los campesinos se oponían a marcharse de forma violenta.

Algunos de los campesinos fueron criticados por destruir las instalaciones de sus campos cuando abandonaron el lugar.

Hasta la fecha, las autoridades informaron que no se han registrado incidentes de violencia.

Mientras este delicado operativo tiene lugar, el gobernador de Roraima, Jose de Ancieta Jr., fue acusado de racismo por la agencia estatal encargada de la defensa de los derechos indígenas.

El gobernador dijo que el gobierno federal no le había dado a la población indígena local los recursos suficientes para vivir en la reserva, que en su opinión, se había transformado lamentablemente en un "zoológico humano".

Las autoridades insisten que les darán todo lo necesario.

La reserva, que está ubicada en el extremo norte de Brasil, en el límite con Venezuela y Guyana, alberga a unos 20.000 indígenas.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.