Llegan mexicanos de China

  • Redacción
  • BBC Mundo
Pie de foto,

Se desconoce la cifra exacta de pasajeros, pero la prensa local señala que pudiesen ser más de 100.

Los más de cien ciudadanos mexicanos que estuvieron varios días en cuarentena en China luego de que uno de sus compatriotas enfermara de gripe porcina, llegaron a su país en un avión especialmente fletado por el gobierno de México.

La aeronave aterrizó a las 6:10 de la mañana (hora local) en el aeropuerto internacional de Ciudad de México y los pasajeros fueron recibidos por la primera dama Margarita Zavala y miembros de la Cancillería.

Los mexicanos, que arribaron a China el jueves, habían sido aislados en hospitales y hoteles de Pekín, Shangai y Hong Kong como medidas de precaución, pese a que no presentaron la sintomatología de la gripe porcina.

La alarma se desató en la nación asiática cuando el 1 de mayo, las autoridades sanitarias de ese país confirmaron el primer caso de gripe porcina en el continente asiático. Se trata de un joven mexicano que había llegado a Hong Kong.

La aeronave, un Boeing 777, llegó al hangar presidencial.

Pese a que las autoridades no han confirmado el número de pasajeros que iban a bordo, medios de comunicación locales apuntan a una cifra superior a 100 personas.

¿Discriminación o precaución?

El fin de semana, el gobierno mexicano cuestionó las medidas impuestas a sus compatriotas por el sistema de sanidad de China por considerarlas discriminatorias e injustas.

En conversación con BBC Mundo desde la habitación del hotel Guo Men de Pekín, donde se encontraba en curentena junto a su familia, Carlos Doormann dijo que lamentaba en lo que se habían convertido sus vacaciones.

"Ha sido muy difícil estar en un país que nos priva de la libertad por un cierto número de días que ellos mismos determinan, en contra de cualquier tratado o convención internacional", indicó el mexicano.

Sin embargo, Pekín ha insistido en que sus disposiciones buscan proteger a la nación con la población más numerosa del planeta.

Por otra parte, a Shangai llegó un avión con cerca de 100 ciudadanos chinos procedentes de Ciudad de México y Tijuana.

La tripulación y los pasajeros deberán estar en cuarentena siete días.