EE.UU. quiere hablar con Cuba sobre migración

Un trabajador cubano cerca de un mural pintado en una pared de La Habana
Image caption La posible vuelta a las negociaciones no fue bien vista por algunos congresistas cubano-estadounidenses.

Estados Unidos ofreció a Cuba reanudar las conversaciones sobre asuntos migratorios, suspendidas desde 2004, según dijo una vocera del Departamento de Estado.

"Tenemos la intención de renovar conversaciones con el fin de reafirmar el compromiso de ambas partes en favor de una migración legal y ordenada", señaló Darla Jordan.

Fuentes diplomáticas dijeron que la oferta fue presentada ante la Oficina de Intereses de Cuba en Washington.

La vocera añadió que el objetivo de las conversaciones sería el de "revisar recientes tendencias en la migración ilegal cubana a Estados Unidos y mejorar la relación operacional con Cuba en temas de migración".

Este diálogo fue suspendido por el Gobierno de George W. Bush en 2004 por el rechazo de Cuba a garantizar permisos de salida a los ciudadanos que recibían visas estadounidenses.

Según Charles Scanlon, de la BBC, EE.UU. quiere tantear el terreno para ver si Cuba está lista para el diálogo, después de décadas de hostilidades.

Aún no hubo reacción oficial de las autoridades cubanas al anuncio. Sin embargo, una fuente del gobierno le dijo a la BBC que seguirán presionando para poner fin a la política estadounidense de "pies mojados, pies secos".

Esta legislación permite a los cubanos que llegan por tierra acceder a una situación migratoria legal, mientras que los que son detenidos en el mar son inmediatamente deportados a Cuba.

"Concesión a la dictadura"

La posible vuelta a las negociaciones no fue bien vista por algunos parlamentarios cubano-estadounidenses en Washington.

En una declaración conjunta, los republicanos Lincoln Díaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart la consideraron "otra concesión unilateral de la Administración Obama a la dictadura".

El senador por Florida Mel Martinez, también contrario a la medida, argumentó que "Estados Unidos suspendió el diálogo por el rechazo del régimen de Castro a cumplir con importantes elementos de los acuerdos migratorios".

El gobierno "debería insistir en el cumplimiento total de los acuerdos por parte del régimen antes de reabrir las conversaciones formales", dijo.

¿Otro gesto hacia la isla?

Desde su llegada al poder en enero, el presidente Barack Obama hizo algunos gestos para reforzar los vínculos con el gobierno cubano.

En abril, EE.UU. levantó las restricciones de viajes y envío de remesas a los cubano-estadounidenses con familiares en la isla.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, reconoció entonces que las anteriores políticas de su país hacia Cuba "fracasaron".

Obama también ofreció "nuevo comienzo" con Cuba durante su intervención en la V Cumbre de las Américas.

La disposición para recuperar el diálogo llega días antes de la reunión en Honduras de la Organización de los Estados Americanos, donde se discutirá la posible vuelta de Cuba al bloque.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.