El Salvador restablece relaciones

A pocas horas de haber asumido el poder, el nuevo gobierno salvadoreño se apresuró a restablecer oficialmente las relaciones diplomáticas con Cuba.

El recién investido presidente, Mauricio Funes, fue testigo de honor de la firma de normalización de relaciones con la isla, las cuales fueron interrumpidas por El Salvador en 1961, luego de la alineación del gobierno insular con el bloque soviético.

En la firma también estuvo presente el vicepresidente de Cuba, Esteban Lazo, y su homólogo salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, uno de los líderes históricos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, grupo político que se estrena como partido de gobierno.

"Hoy es un día histórico, porque hemos visto la rúbrica de los cancilleres de ambos países para la normalización de las relaciones con Cuba", dijo Funes, quien agradeció al pueblo cubano las muestras de solidaridad que ha tenido hacia El Salvador, sobre todo en campañas de salud, "que se realizaron aún cuando no había relaciones diplomáticas".

El Salvador era el único país latinoamericano que no mantenía contacto diplomático con Cuba, luego de que Costa Rica lo restaurara en marzo de este año.

"Hemos perdido tiempo, pero es el momento de recuperar el tiempo perdido", dijo Funes al expresar su satisfacción por la factibilidad de desarrollar proyectos conjuntos en materia de salud, educación y deporte, en los cuales Cuba tiene fortalezas.

Programas no interrumpidos

El vicepresidente Lazo agradeció emotivamente la iniciativa salvadoreña. "Hay sueños que se postergan, pero un día estos se convierten en realidad", dijo.

"Han pasado más de cuatro décadas después de la decisión del gobierno de entonces... pero durante todo este tiempo no hubo ruptura entre los pueblos, sino que hubo hermandad", recalcó Lazo, en alusión a los programas de apoyo educativo que desarrolla el gobierno cubano hacia la región.

Image caption El Salvador era el único país latinoamericano que no mantenía contacto diplomático con Cuba.

Por lo menos 525 jóvenes salvadoreños se han graduado en Cuba y actualmente permanecen otros 890 en calidad de becarios, que en su mayoría estudian la carrera de Medicina.

"Ellos son todo un símbolo de la solidaridad fraternal latinoamericana en la formación de recurso humano a favor del desarrollo social de nuestros países", aludió el vicepresidente.

El gobierno de Cuba también apoyó a El Salvador durante la epidemia de dengue que afectó al país en 1999 y luego en misiones médicas y humanitarias tras los terremotos de 2001.

Asimismo, ha desarrollado programas de operaciones oculares gratuitas para salvadoreños de escasos recursos, quienes han sido intervenidos quirúrgicamente en la isla o en Guatemala.

"El pueblo de Cuba se siente honrado por la decisión de usted y del pueblo salvadoreño", expresó Lazo al mandatario salvadoreño, quien se refirió a este acto como un acontecimiento postergado por los gobiernos anteriores "por razones ideológicas".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.