Decenas de policías detenidos en México

El ejército detuvo a 46 policías del estado de Veracruz, en el sureste de México, por su presunta participación en el secuestro del administrador de la Aduana Marítima local, según informó la Fiscalía estatal.

Image caption El arresto forma parte de los operativos anticorrupción del gobierno.

El funcionario desaparecido, Francisco Serrano Armoni, encabezaba una campaña contra el contrabando de mercancía ilegal en el puerto de Veracruz.

El arresto de los policías pertenecientes a la sección de Tránsito concluyó en la madrugada de este miércoles.

Esta operación se suma a la detención de 59 policías en el estado de Nuevo León del martes y al arresto de funcionarios públicos en Michoacán y Morelos durante las últimas semanas por presuntos vínculos con el crimen organizado.

Los "operativos anticorrupción" desarrollados en cuatro estados del país han causado molestia en algunos gobernadores, quienes criticaron al presidente, Felipe Calderón, por no haberles informado previamente de los planes.

En respuesta, la Secretaría de Gobernación anunció que las intervenciones del ejército continuarán "donde sea necesario".

"Se seguirá actuando en este tipo de operaciones bajo los criterios de seguridad que no siempre corresponden a los de los mandatarios locales", señaló un comunicado oficial de la dependencia.

¿Quiénes serán los próximos?

Muchos en México se preguntan dónde será el próximo operativo militar.

Image caption En las calles de Michoacán y de la Ciudad de México hubo protestas por diferentes arrestos.

Para analistas como Martín Barrón Cruz, del Instituto de Ciencias Penales (Inacipe), las acciones deberían concentrarse en los estados con fuerte presencia del narcotráfico. "Las autoridades han dicho que hay siete carteles asentados en distintos estados de la República. Bueno, necesariamente esos son los primeros que deben investigarse", le dijo Barrón a BBC Mundo.

Bajo este punto de vista, los posibles candidatos a futuras operaciones podrían ser estados como Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Durango y Sinaloa.

"En algunos estados, la presencia de redes de protección del narcotráfico es visible, en otros es muy descarado y en algunos es algo oculto, soterrado", agregó Barrón.

Hasta ahora, el objetivo de los operativos militares se ha dirigido a investigar a miembros de corporaciones policíacas que son sospechosos de mantener algún tipo de vínculo con organizaciones criminales.

Protestas

Por lo pronto, las autoridades liberaron a los secretarios de Seguridad de dos municipios en Nuevo León que habían sido detenidos esta semana.

Sin embargo, en el caso de Michoacán, los 30 funcionarios públicos privados de libertad la semana pasada -incluidos 10 alcaldes y un juez- siguen bajo detención preventiva.

Este miércoles, miles de habitantes de los municipios donde fueron detenidos los alcaldes marcharon en la Ciudad de México para exigir su liberación.

La serie de detenciones de funcionarios públicos y policías en distintos estados del país se produce cuando falta un mes para las elecciones en que se renovará la cámara baja, los gobernadores de seis estados y alrededor de un tercio de los municipios.

Analistas consideran que estos comicios son clave para las organizaciones delictivas porque los ven como una oportunidad para infiltrar estructuras de poder, afianzar sus vínculos o ejercer presión sobre determinados candidatos y partidos a nivel local.

El gobierno de Calderón ha desplegado cerca de 45.000 miembros del ejército en las calles de México para combatir la acción del crimen organizado, con un saldo de más de 2.000 víctimas fatales en lo que va del año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.