Cuba: "Un día histórico"

Raúl Castro
Image caption Cuba reiteró que no piensa integrarse en la organización, a la que considera "tenebrosa".

La Habana aplaudió la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de anular la suspensión a Cuba como miembro activo de la organización.

En una declaración oficial leída en la televisión oficial cubana, el gobierno dijo que la derogación de esta expulsión supone "un día histórico y de reivindicación para los pueblos de nuestra América".

"Pese a presiones, condicionamientos y maniobras de Estados Unidos, la fuerza formidable de la América Latina que está naciendo hizo posible el desagravio, la rectificación histórica, la condena implícita al oprobioso pasado".

Sin intención de volver

Sin embargo, Cuba reiteró que no piensa integrarse en la organización, a la que considera un "ministerio de colonias yanqui".

"Cuba no ha pedido ni quiere regresar a la OEA, llena de una historia tenebrosa y entreguista, pero reconoce el valor político, el simbolismo y la rebeldía que entraña esta decisión", añade la declaración.

Incluso aunque el gobierno cubano asegura que no tiene ninguna intención de reintegrarse a la organización, la votación de los miembros de la OEA reunidos en Honduras se interpreta en la isla como una reivindicación de su enfoque, explicó el corresponsal de la BBC en La Habana, Michael Voss.

El propio ex mandatario Fidel Castro, quien se opuso al ingreso de su país en la OEA en una de sus 'Reflexiones' en el diario Granma, había dicho -antes de conocerse el resultado de la votación- que este día sería "recordado por futuras generaciones".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.