Última actualización: martes, 9 de junio de 2009 - 21:52 GMT

Nicaragua concede asilo a Pizango

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Nicaragua otorgó asilo político al líder indígena Alberto Pizango, quien se refugió en la embajada nicaragüense en Lima, después de que Perú emitiera una orden de detención contra él.

"Analizamos la situación con el presidente (Daniel) Ortega y nos percatamos de que era una cuestión política. Nosotros, por tradición histórica, concedemos asilo a quien nos lo solicita si consideramos que es un perseguido político", le dijo a BBC Mundo el embajador nicaragüense en Lima, Tomás Borge. "No teníamos alternativa", añadió.

Esperamos que el gobierno del Perú entienda la solución y que no plantee nada que pueda lastimar las relaciones entre nuestros dos países

Tomás Borge, embajador de Nicaragua en Lima

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) "llamó al timbre" de la embajada nicaragüense en Lima, luego de que el gobierno pidiera su arresto por los delitos de rebelión y sedición a raíz de las violentas protestas de los últimos días en tres regiones amazónicas.

¿Qué opina del conflicto en Perú?

"Sólo nos han informado"

Sin embargo, para completar el proceso de asilo, Pizango debe contar con un salvoconducto para asilarse en la nación centroamericana, explicó el canciller peruano, José Antonio García Belaunde, a medios locales.

"Primero, que me soliciten el salvoconducto porque no lo han solicitado, sólo nos han informado. Hasta el momento no tenemos ningún pedido de ninguna naturaleza", dijo García Belaunde.

Según la cancillería, el gobierno peruano tiene la última palabra a la hora de entregar estos permisos, sin los que Pizango podría ser detenido al salir del país.

Alberto Pizango, líder indígena de Perú.

Perú busca el arresto de Pizango por los delitos de rebelión y sedición.

El ministro también dijo que otros países le habían negado el pedido a Pizango.

Medios locales dijeron que el líder indígena había solicitado asilo en Bolivia antes de acudir a la embajada nicaragüense, pero La Paz rechazó el pedido para no deteriorar las relaciones con el gobierno peruano, informó la agencia de noticias EFE.

El diplomático Tomás Borge no teme que esto pueda ocurrirle a su gobierno.

"Una embajada que recibe solicitud de asilo y lo concede no es algo que pueda estorbar las relaciones entre Nicaragua y Perú, que son buenas hasta ahora. Esperamos que el gobierno del Perú entienda la solución y que no plantee nada que pueda lastimar las relaciones entre nuestros dos países", indicó.

Más tensión entre Bolivia y Perú

"Espero que ahora el gobierno de Perú busque el diálogo y el entendimiento con los indígenas peruanos y llegue a un acuerdo para evitar más derramamiento de sangre", dijo Borge.

El embajador también aclaró que por el momento, García y Ortega no discutieron personalmente el asunto.

Protestas y apoyo

La decisión del gobierno de Daniel Ortega provocó protestas y manifestaciones de apoyo en Lima y La Paz.

Embajada de Nicaragua en Lima

El gobierno de Nicaragua dio refugio a Alberto Pizango en su embajada.

En la capital peruana, decenas de personas se concentraron frente a la embajada de Nicaragua para criticar el asilo político al líder indígena.

Los manifestantes acusaron a Pizango de ser responsable de las muertes ocurridas en Bagua en los últimos días.

En La Paz, Bolivia, un grupo de activistas indígenas se simpatizaron con Pizango y pidieron al gobierno de Alan García retirar su orden de detención.

Derechos Humanos

Mientras, numerosas organizaciones peruanas han acusado al gobierno de García de ocultar la verdad acerca de los choques entre policías e indígenas, informó el corresponsal de la BBC en Perú, Dan Collyns.

Las autoridades deberían tener cuidado, porque los hechos ocurridos saldrán a la luz antes o después

Ernesto de la Jara, del Instituto de Defensa Legal

Un equipo de abogados de seis grupos defensores de los derechos humanos llegó a la región, donde ya se contabilizaron 50 personas muertas, para investigar los actos violentos.

"Las autoridades deberían tener cuidado, porque los hechos ocurridos saldrán a la luz antes o después", advirtió Ernesto de la Jara, del Instituto de Defensa Legal.

De la Jara pidió al gobierno que comience una investigación judicial independiente y denunció que algunos periodistas y activistas no pudieron ejercer libremente su trabajo.

Otras organizaciones no gubernamentales, como Amazon Watch o Amnistía Internacional, pidieron a la policía peruana hacer "un uso proporcional de la fuerza".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.