Relación Bolivia-Perú “en mal momento”

David Choquehuanca, canciller de Bolivia (foto cortesía Agencia Boliviana de Informaciones).
Image caption Pese a que las relaciones son tensas, el canciller descartó que exista riesgo de "ruptura".

Los últimos choques verbales entre las altas autoridades de Bolivia y Perú configuran "un mal momento" para las relaciones diplomáticas de ambos países, según lo admitió el canciller boliviano David Choquehuanca.

El titular del Ministerio de Relaciones Exteriores formuló declaraciones periodísticas este domingo en un contexto cargado de acusaciones cruzadas, producto del conflicto entre indígenas peruanos y el gobierno del presidente Alan García.

Desde Lima habían responsabilizado al jefe de Estado boliviano, Evo Morales, de instigar las protestas en el vecino país, mientras que desde La Paz acusaron al gobierno del Perú por la muerte de nativos en los incidentes del 5 y 6 de junio pasado.

Choquehuanca, sin embargo, descartó que exista riesgo de "ruptura" entre ambos países.

El diplomático recordó que el presidente Morales denunció en reiteradas ocasiones la existencia de "intereses externos que buscan llevar a la confrontación", pero aclaró que "nuestros pueblos no quieren" esa opción.

Tensión entre vecinos

Image caption El conflicto indígena en Perú derivó en acusaciones cruzadas entre Lima y La Paz.

Las tensiones tienen su origen en las diferencias ideológicas entre ambos gobiernos, señalaba la corresponsal de BBC Mundo en La Paz, Mery Vaca, después de que los incidentes en la Amazonía peruana dieran paso a las acusaciones cruzadas.

La corresponsal de BBC Mundo identifica como uno de los hitos en la conflictiva relación el diferendo por límites marítimos entre Perú y Chile que afectaría la posibilidad de Bolivia de obtener una salida al Pacífico.

En la misma línea se inscriben los asilos y refugios concedidos por Lima a ex funcionarios bolivianos acusados de genocidio y la supuesta instigación a los indígenas peruanos del distrito amazónico de Bagua.

Sobre este último hecho, en Perú invocan una carta enviada por Morales a organizaciones indígenas reunidas en Puno en la que sostenía que "este es el momento para que todos sepan que nuestra lucha no termina, que de la resistencia pasamos a la rebelión y de la rebelión a la revolución".

Choquehuanca explicó que la misiva estaba dirigida a los "indígenas del continente" y no a los peruanos en particular y dijo que las acusaciones al presidente de Bolivia se debieron a "la mala intención" de algunos políticos del vecino país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.