“Me hinqué en el suelo y me puse a gritar”

Daniel Ascorve
Image caption Daniel Ascorve murió en un operativo policial realizado en la discoteca News Divine.

Daniel Ascorve murió en un operativo policial realizado en la discoteca News Divine de Ciudad de México el 20 de junio de 2008.Sólo tenía 15 años, como la mayoría de los niños que ese viernes quedaron atrapados luego que las fuerzas policiales cerraran la salida.

Daniel es una de las 12 víctimas fatales de un caso que conmocionó a la opinión pública y que hoy, un año después, sigue sin esclarecerse.

La justicia todavía no ha establecido si murieron asfixiados, aplastados en una estampida o producto de la violencia policial. Y no hay responsables.

Raymundo, hermano de Daniel y uno de los sobrevivientes de la tragedia, ofrece por primera vez su testimonio sobre qué pasó aquel día.

"Ese viernes íbamos a bailar al News Divine. Habíamos tomado un camión (autobús) y por la ventana vi que la policía estaba haciendo un operativo en la calle. Revisaban carros. Yo no se por qué me entró como un presentimiento, algo raro.

Le dije a mi hermano, ¿sabes qué?, mejor no vamos al News Divine. Tenía miedo. Presentía que podían hacer un operativo. Pero mi hermano me dijo que no, que fuéramos.

Fuimos entonces y ahí estuvimos bailando y platicando. De pronto se corta la música y empiezan a entrar policías.

El dueño del antro empezó a decir que mantuviéramos la calma, que no perdiéramos el control, que era un operativo normal y que el próximo vienes tendríamos entrada gratis.

"Se asustaron"

A los pocos minutos nos dijeron que empezáramos a salir, lo que pasó es que algunos chavos se asustaron cuando vieron a tantos policías y empezaron a empujar. Pero no se podía salir. Habían cerrado la puerta.

Yo vi que un policía agarró a golpes a uno de los chavos y lo traté de defender. Otro policía sacó una especie de navaja, me amenazó y como yo me traté de correr, me rasguñó.

Ahí fue cuando le dije a mi hermano vámonos, porque me dio miedo. Le tomé la mano y tratamos de avanzar en medio de la multitud. Casi so había aire, todos gritaban, era horrible.

De pronto un policía me patea la espalda y yo suelto a mi hermano. En un segundo lo perdí de vista.

En ese momento veo a mi amiga Isis, Isis Tapia, que me grita "no me dejes morir". La empiezo a jalar, pero me cae en el brazo un chavo gordito.

Sentía que me desmayaba, que me faltaba el aire. Pensaba, "mi hermano, ¿dónde está mi hermano?

"Perdí el conocimiento"

Me caí al suelo. Un chavo me pega en la cabeza y perdí el conocimiento. Luego me recuperé y me di cuenta que estaba atascado. Estaban sacando a la gente. Los mismos chavos nos jalaban para que no muriéramos asfixiados.

Sentía mucha presión en las piernas, no me podían sacar. Al final no sé como salí. Me acuerdo que me sacó un policía y me dejó en la calle tendido en el suelo al lado de la puerta.

Los policías me empezaron a patear en el suelo. Después de un rato yo seguía en el suelo y uno de mis amigo me dijo que habían encontrado a mi hermano. Estaba muerto. No lo podía creer. Sentía que me iba a desmayar otra vez.

Se lo llevaron al hospital y yo me fui detrás de él. Me hicieron esperar y al final me dejaron entrar a reconocerlo. Vi su ropa en el suelo. Había dos muertos en la misma camilla. Uno era mi hermano. Me hinqué en el suelo y me puse a gritar.

Ahora tengo 17 años y estoy en la preparatoria. Le doy gracias a Dios porque me dio otra oportunidad para vivir, aunque me siento culpable porque yo llevé a mi hermano al News Divine por primera vez. Lo que yo siento es que Daniel quiso darme a mi la oportunidad de vivir. Pero no me siento bien, todavía no puedo superar lo que pasó ese viernes".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.