Lugo recusa a jueza que pide su ADN

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, recusó este viernes a una jueza que le ordenó realizarse una prueba de ADN para determinar si es padre de un niño de seis años.

Image caption El presidente paraguayo no quiere viajar a Ciudad del Este para someterse a la prueba de ADN.

Lugo se rehúsa a viajar a Ciudad del Este, en el sudeste del país, para someterse a la prueba ordenada por la magistrada, como parte de una demanda por paternidad.

La jueza Delcy Cardozo resolvió que el examen se lleve a cabo en esa ciudad, a 350 kilómetros de la capital, Asunción, ya que allí se presentó la demanda.

El representante legal de Lugo solicitó que la muestra sea tomada en la residencia presidencial, en Asunción.

El examen genético forma parte de la demanda presentada contra Lugo por Benigna Leguizamón, una mujer de 27 años que asegura haber mantenido una relación con el líder paraguayo cuando éste era aún obispo del departamento de San Pedro.

La denuncia de Leguizamón se produjo pocos días después de que el mandatario admitiera haber concebido un niño con otra mujer, Viviana Carrillo, que también lo estaba demandando por paternidad.

Una tercer mujer, Damiana Hortensia Morán Amarilla, de 39 años, lo identificó como el padre de su hijo, pero no se presentó ante la Justicia.

Acusaciones

La recusación presentada contra la jueza Cardozo es la segunda sometida por la defensa de Lugo, que ya ha acusado a la magistrada de desconocer la legislación referente a las demandas de filiación.

La Cámara de Apelaciones rechazó el primer pedido, presentado en mayo.

El abogado del mandatario, Marcos Fariña, dijo que Cardozo busca sacar provecho del caso por motivos personales.

Según los expertos, este nuevo procedimiento podría retrasar la conclusión de la causa, prevista para julio próximo.

Benigna Leguizamón, una ex empleada de limpieza, de origen humilde, exige el reconocimiento de su hijo y ayuda económica para su crianza.

Controversia

A mediados de abril, Lugo causó gran controversia al reconocer como propio a un niño de tres años, al que le dio su apellido.

Según el periodista paraguayo Eduardo Arce Schaerer, este nuevo caso de paternidad que involucra al mandatario ya no es motivo de escándalo en el país.

Schaerer le dijo a BBC Mundo que otros temas han "tapado" esa noticia.

Uno de esos temas que dan que hablar fue el anuncio reciente del presidente de que está evaluando la posibilidad de llamar a un referéndum sobre la labor de los tres poderes del Estado.

La declaración de Lugo se produjo luego de que se diera a conocer un sondeo que muestra una caída en sus índices de popularidad.

La mayoría de los encuestados por la consultora First Análisis y Estudios, en la medición publicada el domingo por el diario ABC, calificó su gestión con un cinco, en una escala de 10.

El 54% también opinó que está haciendo poco para cumplir con sus promesas electorales.

A pesar del descenso en sus índices de aprobación, Schaerer descartó que los resultados de la prueba de ADN en esta nueva demanda por paternidad puedan afectar el futuro de Lugo.

"La única manera de sacarlo del poder sería a través de un juicio político, y no hay apoyo para realizarlo", aseguró.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.