Calderón: Cassez se queda en México

Felipe Calderón, presidente de México
Image caption El presidente Calderón negó el traslado de Cassez a Francia.

La francesa Florence Cassez acusada de secuestro deberá purgar su condena en México.

Lo confirmó este lunes el presidente mexicano Felipe Calderón, a pesar de la solicitud de traslado hecha por su homólogo francés Nicolás Sarkozy.

En un mensaje oficial por televisión, Calderón afirmó que "no existen las condiciones para que la pena impuesta por los tribunales mexicanos se cumpla de manera íntegra en Francia, por lo que no es posible acceder y otorgar el consentimiento mexicano”.

La defensa de la joven había solicitado auxilio al gobierno de Francia, basada en el convenio de Estrasburgo sobre el traslado de presos para que cumplan condena en su país de origen.

Sin excepciones

En marzo pasado, los gobiernos de Francia y México acordaron crear una comisión binacional para analizar el caso según el convenio de Estrasburgo.

Sin embargo, el gobierno francés se pronunció "por reservarse para sí la competencia de tomar decisiones sobre la suspensión o reducción de la pena o sobre los medios para hacerla cumplir".

Esto podía significar que Cassez no purgara la pena de 60 años impuesta por las autoridades mexicanas.

"Para México, ésto resulta inaceptable. El gobierno de México tiene el deber irrenunciable de asegurarse de que la sentencia impuesta por un juez sea cumplida en todo momento", dijo Calderón y Cassez "no puede ser una excepción".

El presidente mexicano también agregó que a pesar de que México firmó el convenio, de ninguna manera eso impone la obligación de cumplirlo.

Complicaciones en el caso

Image caption La francesa fue detenida en 2005 en un operativo anti-secuestro.

Según dijo la corresponsal de BBC Mundo en México, Cecilia Barría, desde la visita del presidente Nicolás Sarkozy a México en marzo de este año, surgieron nuevos antecedentes que complicaron la situación legal de Cassez. Uno de ellos fue la declaración de un presunto secuestrador detenido que reconoció a Cassez como uno de los líderes de la banda de secuestradores "Los Zodiaco" junto a su ex pareja sentimental, Israel Vallarta.

Cassez fue detenida en diciembre de 2005 en el rancho Las Chinitas en un operativo de liberación de varios secuestrados. En abril de 2008 se le declaró responsable de cuatro secuestros, delincuencia organizada y portación y posesión ilegal de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Las autoridades le sentenciaron a 70 años de prisión, sin embargo sólo purgaría 60 por ser el límite máximo de reclusión conforme a las leyes mexicanas.

Pese a las pruebas en su contra, la ciudadana francesa se declara inocente de los cargos y asegura que desconocía las actividades de su ex novio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.