Chile nuevamente se queda sin la píldora

Protestas en Chile por la píldora
Image caption Grupos feministas protestaron ante la intervención de la Contraloría.

La distribución de la llamada "píldora del día después" en Chile sufrió un nuevo retroceso luego que la Contraloría interpretara que el fallo dictado por el Tribunal Constitucional (TC) en abril de 2008 también incluye a los municipios, que podían entregar en forma gratuita el levonorgestrel si el alcalde de turno no decía lo contrario.

Esta determinación plantea que las municipalidades no son autónomas respecto de los demás organismos públicos y por lo tanto no pueden seguir distribuyendo el anticonceptivo de emergencia.

De esta forma, la única manera de acceder a la pastilla es a través de las farmacias, que sí pueden venderla libremente. La intervención de la Contraloría desató la respuesta de grupos feministas, de los candidatos presidenciales y de la propia administración de Michelle Bachelet, que decidió enviar un proyecto de ley para permitir la entrega del fármaco de forma gratuita.

La defensa de la vida

Fueron 36 diputados de derecha, integrantes de la Alianza, quienes presentaron ante el Tribunal Constitucional el requerimiento que hoy impide la distribución del levonorgestrel y que reavivó una discusión antigua en un país que ni siquiera cuenta con aborto terapéutico. El abogado Marco Antonio Navarro, profesor de Derechos Humanos, Ética y Filosofía en la Universidad Católica, es integrante del grupo de académicos que pidió la solicitud de dictamen a la Contraloría y explicó a BBC Mundo los alcances de esta presentación. "Nos parecía que desde un comienzo el fallo incluía a todos los organismos públicos y el gobierno había interpretado que dejaba fuera a las municipalidades", expresó el profesional, agregando que el fin último es la defensa de la vida. "La Convención Interamericana de Derechos Humanos dice que la vida se protege en general desde la concepción. La Constitución política y nuestro código civil, el código sanitario y el código penal, todos establecen un estatuto protector de la vida desde la concepción. Y justamente lo que se busca a través de este dictamen es ampliar esa protección", sostuvo.

Todos con la píldora

Image caption En el mundo científico aún no hay claridad respecto de si este fármaco es abortivo o no.

Y mientras el gobierno buscará una ley que permita garantizar "a toda persona, sea cual sea su situación económica" el acceso al método anticonceptivo, los principales candidatos presidenciales se mostraron a favor de la iniciativa. El abanderado de la gobernante Concertación, Eduardo Frei, se cuadró con el proyecto de Bachelet. Y lo mismo hizo el candidato de la Alianza Sebastián Piñera, quien se abrió a la posibilidad de legislar. Sin embargo, Piñera aclaró el martes que dejaba en "libertad de acción" a los legisladores de su partido, Renovación Nacional, mientras en la UDI hay una postura en contra de la distribución de la "píldora del día después". Con el independiente Marco Enríquez-Ominami instando a sus contendientes a plasmar en el Congreso su declaración de intenciones, el debate político volvió a instalarse en el país, mientras en el mundo científico aún no hay claridad respecto de si este fármaco es abortivo o no. "El debate es ficticio y parte de un presunto que en ciencia no se ha probado. No hay ningún estudio científico que haya nunca mostrado que pueda tener un efecto abortivo", aseguró la doctora Soledad Díaz, experta del Instituto Chileno de Medicina Reproductiva.

Un problema de fondo

Los movimientos feministas estiman que la polémica por el levonorgestrel pone un debate que no aborda del todo el problema, planteando que más allá de la píldora el fondo está en que la decisión del TC va directamente contra los derechos de la mujer. Así lo planteó a BBC Mundo Gloria Maira, del Movimiento Pro Defensa de la Anticoncepción, señalando que "el punto de fondo no es el dictamen de Contraloría sino la resolución del TC, que estableció un tutelaje sobre las libertades sexuales y reproductivas de las personas, en este caso de las mujeres". Maira sostuvo que aun cuando el gobierno vea aprobada la ley que le permita entregar el anticonceptivo de emergencia los derechos femeninos no estarán garantizados, ya que existen pasos a seguir nuevamente ante el TC para declarar inconstitucional la normativa. "La impugnación va estar, y ellos están dispuestos a dar la pelea hasta el último aliento", declaró. Su visión es respaldada por quienes se oponen a la "píldora del día después", tal como confirmó el abogado Marco Antonio Navarro. "Está en nuestra idea utilizar todas las posibilidades que otorga el ordenamiento jurídico para defender la vida", señaló.

Contenido relacionado