La OEA da su apoyo a Honduras

  • Redacción
  • BBC Mundo

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este viernes una resolución en la que da su apoyo a Honduras para preservar y fortalecer sus instituciones democráticas y acuerda el envío de una comisión especial para analizar la situación y contribuir al diálogo.

Pie de foto,

Los gobiernos de Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela han expresado su apoyo a Zelaya.

El Consejo Permanente de la OEA ratificó por aclamación la resolución, en la que expresa su "preocupación por que los recientes acontecimientos en Honduras puedan poner en riesgo su proceso político institucional democrático y el ejercicio legítimo del poder".

La OEA se hizo eco de la inquietud del embajador de Honduras ante el organismo durante una sesión extraordinaria, en la que había dicho que la institucionalidad democrática del país está en peligro y pedía "asistencia" para afrontar la crisis.

El Gobierno tiene "motivos para creer que la institucionalidad democrática y el ejercicio legítimo del poder están en riesgo, están siendo amenazados", dijo Carlos Sosa ante la OEA.

La campaña del presidente Manuel Zelaya para realizar una consulta popular este domingo sobre la futura convocatoria de una Asamblea Constituyente que pudiera reformar la Constitución hondureña, sumió al país en una crisis que enfrenta a la Presidencia con el ejército, el Congreso y los tribunales del país.

La consulta popular fue declarada ilegal por el Congreso y el Tribunal Supremo Electoral, y los mandos militares también rechazaron prestar apoyo logístico a la misma.

Mientras tanto, el Congreso, mediante una comisión especial, ha abierto una investigación sobre la conducta del presidente.

Material electoral

No obstante, este viernes, el presidente Zelaya se mantenía firme en su intención de realizar la consulta y anunció que empezaba la distribución del material para llevarla a cabo.

Pie de foto,

"La consulta sigue adelante", afirmó el presidente de Honduras.

El secretario privado del mandatario, Eduardo Enrique Reina, le dijo a la agencia de noticias EFE que la distribución del material, incluidas las 15.000 urnas, comenzó este viernes con la participación de voluntarios, entre los que figuran "campesinos, trabajadores y otros sectores del pueblo hondureño".

Mientras, más de 10.000 personas, según observadores y medios locales, se manifestaban en contra de la consulta con marchas y plantones en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes del país.

El jueves, el presidente había dirigido a decenas de sus seguidores rumbo a una base de la Fuerza Aérea, de donde recogieron cajas y papelería con la que se piensa realizar la polémica consulta del domingo.

De acuerdo con la prensa local, el material electoral estaba bajo resguardo de la Fuerza Aérea a petición del Ministerio Público y el Tribunal Supremo Electoral.

Por su parte, el Ejército mantiene desde el jueves una numerosa presencia de soldados en sitios estratégicos de la capital porque la situación en el país sigue siendo "difícil, pero superable", según el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Romeo Vásquez.

Confrontación

Los críticos de la consulta, impulsada por Zelaya, afirman que la intención del presidente es buscar su continuidad en el poder, al promover un cambio constitucional que permitiría la reelección.

Pie de foto,

El presidente Zelaya ha ignorado hasta ahora la orden judicial para restituir al Jefe del Comando Conjunto.

El choque entre poderes en Honduras se agudizó el jueves con la confrontación entre la Presidencia y la Corte Suprema de Justicia en torno a la destitución del jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Romeo Vásquez.

Zelaya destituyó a Vásquez, medida que luego fue revocada por el alto tribunal. La Corte Suprema ordenó el jueves que se le restituyera en su cargo.

El general Vásquez se negó a apoyar la iniciativa presidencial, después de que el Congreso hondureño aprobó el martes una ley que quitaba la base legal a la consulta.

En declaraciones a la agencia EFE, el general indicó que el jueves la situación "pudo desembocar en violencia, con heridos o muertos", pero que "la prudencia de las Fuerzas Armadas se impuso".

Posiciones

Los gobiernos de Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela han expresado apoyo a Zelaya.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, urgió este viernes a la calma en Honduras.

En un comunicado señaló que "es importante para los líderes del país que actúen con total respeto al estado de derecho y a las instituciones democráticas, y a buscar el consenso en torno a los urgente temas políticos mediante un diálogo pacífico e incluyente".

Pero aclaró que la ONU no tiene intención de enviar observadores a la consulta del domingo.