Martinelli asume en Panamá

El empresario Ricardo Martinelli asumió este miércoles la presidencia de Panamá en un complejo escenario donde se mezcla la creciente inseguridad pública, el estancamiento de la economía local y la crisis política en Centroamérica por el golpe de estado en Honduras.

Image caption El equipo del nuevo presidente confía en ofrecer resultados lo antes posible.

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, estuvo presente en la ceremonia de toma de posesión.

De acuerdo con analistas consultados por BBC Mundo, el conflicto en Centroamérica es una parte del reto que afrontará el nuevo gobierno panameño.

"El país tiene graves desafíos que afrontar. Hay una gravísima crisis educativa, económica, de violencia; con problemas en el sector salud y el transporte público", dijo Miguel Ángel Candanedo, secretario general de la Universidad de Panamá, en conversación con BBC Mundo.

Sin embargo, el equipo del nuevo presidente confía en ofrecer resultados lo antes posible.

"El cambio se notará desde el inicio. No nos eligieron para dar excusas, sino para resolver problemas", le dijo a BBC Mundo Luis Eduardo Camacho, portavoz político del presidente electo.

Un próspero empresario

Ricardo Martinelli, de 57 años, es descendiente de inmigrantes italianos, estudió en universidades de Estados Unidos y Costa Rica, y fue presidente de la junta directiva del Canal de Panamá.

Actualmente, es el propietario de la mayor cadena de supermercados del país, así como socio de algunas de las empresas más grandes de la nación centroamericana.

En 2004 fue candidato a la presidencia por el partido que fundó, Cambio Democrático, pero obtuvo sólo el 5,3% de los votos.

Cinco años después la situación fue distinta. Postulado por Alianza por el Cambio, una coalición de partidos opositores, el candidato alcanzó el 61% de los votos.

Según el académico Candanedo, Martinelli aprovechó el descontento de los panameños para con el gobierno del presidente Martín Torrijos.

"Proviene de la derecha empresarial. Surgió con mucha fuerza a partir del desgaste del partido en el poder y, ante la carencia de una alternativa de izquierda, el país votó masivamente por él".

Martinelli pone fin a la hegemonía del Partido Revolucionario Democrático y del Partido Panameñista, que se han alternado la presidencia desde 1989.

El Partido Panameñista es aliado del presidente electo.

Días difíciles

Los analistas coinciden en que el nuevo presidente genera altas expectativas entre los panameños, lo cual es un riesgo ante la cantidad de problemas a resolver.

Image caption Martinelli asume en un momento complejo para Centroamérica.

En Panamá el 32% de la población es pobre, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

La economía detuvo su crecimiento promedio del 8% anual -que en el primer trimestre de 2009 llegó al 2,5%- según datos de la Contraloría General de la República.

Además, algunos empresarios están molestos por el retraso en la firma de un tratado de libre comercio con EE.UU. y la permanencia de Panamá en la lista de paraísos fiscales.

Según el periodista Edwin Cabrera, son diversos los retos del nuevo gobierno.

"Un alto porcentaje de sus ministros de gobierno tienen poca o nada de experiencia política", le indicó a BBC Mundo.

Sin embargo, el equipo de Martinelli lo considera un acierto. "Ya lo dijo el presidente, ellos no tienen experiencia robando", respondió el portavoz Camacho.

Los planes

El presidente electo ha prometido una serie de reformas: fiscales, al sistema educativo, al de salud y al de pensiones que "cambiarán el país", de acuerdo con Camacho.

Su programa de gobierno contempla una pensión de US$100 para las personas mayores de 70 años que no tengan seguridad social, así como aumentar el sueldo a los policías.

La estrategia contará con el respaldo del Congreso, donde la Alianza por el Cambio tiene mayoría. Pero, de cualquier manera, afirmaron analistas, el presidente necesitará ingresos fiscales extra y superar las presiones de la oposición.

"Hay sectores que trabajarán para empañar desde el principio el trabajo del presidente", advirtió el analista Cabrera.

Invitados

A la ceremonia de cambio de poderes asistirán los presidentes de México, Colombia, República Dominicana, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Taiwán, Colombia, entre otros mandatarios.

También estará el heredero de la Corona Española, el príncipe Felipe de Borbón.

Martinelli sostendrá reuniones con sus invitados, entre ellos el presidente de México, Felipe Calderón, quien es secretario pro témpore del Grupo de Río.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.