Advierten de posible guerra civil

Rodolfo Pastor Fasquel
Image caption Rodolfo Pastor Pasquel dice que desde 1982 no había una situación tan complicada en Honduras.

Algunos de los miembros del gabinete del depuesto presidente Manuel Zelaya se encuentran en la clandestinidad.

Temen ser objeto de represalia por parte del gobierno provisional de Roberto Micheletti, designado por el Congreso después de un golpe de Estado hace una semana.

Uno de ellos, Rodolfo Pastor Fasquel, ministro de Cultura del gobierno de Zelaya, accedió a conversar en exclusiva con BBC Mundo en una casa donde se encuentra escondido.

A continuación BBC Mundo presenta un extracto de la entrevista.

¿Cómo describiría la situación actual que está viviendo el país?

Es una situación terrible. Es una situación en la que nunca habíamos estado antes de enfrentamiento violento. Es un impasse peligroso para todos.

Hay detenciones ilegales numerosísimas que se me reportan a diario.

Desde que regresamos a un régimen democrático en 1982, no habíamos tenido una situación tan complicada como esta.

El cardenal ha dicho que si Zelaya vuelve puede haber un baño de sangre y Micheletti ha dicho que va a ser detenido. ¿Qué va a pasar cuando Zelaya vuelva al país?

El baño de sangre no necesita del retorno del presidente Zelaya. Ya ese peligro está a la vista. Ya hay heridos y hay un par de muertos por ahí. Hay gente que está dispuesta a morir y a matar por esta causa. Y ese peligro ha estado aquí presente desde que se produjo el golpe. Quienes han provocado la situación de peligro de baño de sangre son los golpistas. No lo provoca el presidente cuando pretende regresar a su país.

¿Podría haber una guerra civil en Honduras?

Yo nunca me había imaginado esa situación. Nosotros tuvimos en los años 70 amagos de guerras de guerrillas, pero siempre estuvieron tan aisladas, que nunca se sintió en el país un peligro de guerra civil.

Hoy sí existe ese peligro porque hay una base social amplia para las dos posiciones que están completamente polarizadas y las dos tienen fuerzas y recursos.

La OEA suspendió a Honduras

¿Cuál es el plan de Zelaya para enfrentar una detención inminente si regresa al país?

Me está preguntando más de lo que puedo responder. Entiendo que viene muy bien acompañado por funcionarios internacionales. Entiendo que él sabe que va a ser acompañado por una masa espontánea muy grande de sus seguidores que lo querrán proteger y que pueden ser capaces de impedir que se haga efectivo el arresto.

El presidente Zelaya es un hombre muy valiente que está dispuesto a enfrentar el arresto. Si efectivamente fuera cierto el argumento de la ilegalidad de levantar una encuesta, lo que tendrían que haber hecho el domingo pasado era obligar al presidente a presentarse en una corte de ley.

Entonces el presidente está simbólicamente devolviendo la historia a ese punto en que se produjo un golpe de Estado violento. Está diciendo aquí es donde tengo que estar. Llévenme a una corte de ley en donde me están pretendiendo juzgar y déjenme defenderme ahí.

Los opositores dicen que ese referendo iba a abrir la puerta para una reelección…

No se trataba de un referéndum, el referéndum correspondía en noviembre. Lo que se estaba haciendo era un referéndum para preguntarle a la población si estaba interesada en proponerle al Congreso Nacional que se hiciera un referéndum sobre la posible reforma de la Constitución y una convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Yo estoy en contra de la reelección pero hay otros partidarios y compañeros nuestros que son partidarios de una reelección. Entonces había que ir a la Constituyente y tener un debate sobre ese tema y tendrá que ganar el argumento que prevalezca.

Cuéntenos lo que ocurre en Honduras

¿Y los tomó completamente por sorpresa el golpe de Estado. No vieron ustedes ninguna señal previa, no pudieron anticipar este fenómeno?

Aquí hubo una traición. El jefe del Estado Mayor es el que instruye a los demás. El insistió hasta el día antes del golpe en ser amigo leal del presidente, un soldado perfectamente disciplinado.

Días antes se creyó la posibilidad de un evento de esa naturaleza pero se pensó que la discusión continuaría el día después del levantamiento de la encuesta.

¿Y la amistad con el presidente Hugo Chávez… no cree que eso jugó en contra de Zelaya?

Hemos tenido que enfrentarnos a un grupo de cuatro personas que controlan los medios de comunicación para representarle a la población el nexo entre el presidente Zelaya y el presidente Chávez.

El presidente Zelaya resolvió el problema del abasto del petróleo con un precio preferencial por parte de Venezuela. La relación con el presidente Chávez era una relación estratégica, pero nunca pudimos explicarle bien a la población que era nada más que eso. Se le representó como una relación peligrosa.

Un país cada vez más solo

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.