Zelaya llega a El Salvador

Disturbios en el aeropuerto de Tegucigalpa, Honduras.
Image caption Los soldados abrieron fuego contra los manifestantes que se concentraron en el aeropuerto.

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llegó este domingo a El Salvador, tras el infructuoso intento de aterrizar en Tegucigalpa en el avión venezolano que lo trasladó desde Estados Unidos.

Zelaya se reunirá en San Salvador con los presidentes de Argentina y Ecuador, Cristina Fernández y Rafael Correa, y con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

La aeronave llegó a territorio salvadoreño después de una breve estadía en Managua. Al depuesto mandatario lo acompañaba el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, el ex canciller nicaragüense Miguel D'Escoto.

Aunque el avión sobrevoló las instalaciones aeroportuarias de Tegucigalpa, no pudo tomar tierra por los obstáculos colocados por el ejército hondureño.

En una declaración a la cadena de noticias Telesur, Zelaya comentó que era "imposible aterrizar en esas condiciones", por la presencia de vehículos en las pistas. "No van a impedir que hagamos todo lo que tengamos que hacer", dijo.

Es "una victoria moral" para Honduras , dijo el presidente venezolano Hugo Chávez. "Su presidente entró (al país) a pesar de las amenazas, pero no le dejaron aterrizar", añadió.

Enfrentamientos en el aeropuerto

Image caption Fieles a Zelaya rompieron la cerca que divide la calle del área de la pista.

Miles de seguidores del depuesto presidente se habían concentrado junto al aeropuerto donde el gobierno interino desplegó un importante dispositivo militar en las pistas del aeródromo.

La enviada especial de BBC Mundo a Tegucigalpa, Cecilia Barría, informó que el avión que transportaba al depuesto presidente Zelaya dio varias vueltas sobre el aeropuerto solicitando la autorización para aterrizar. "Estaba en medio de la manifestación cuando de pronto vi el avión sobrevolando el aeropuerto. La gente se puso a saludar y a gritar consignas. Yo ingresé al terminal aéreo y desde el segundo piso vi que la pista aérea estaba ocupada por vehículos militares que le impedían aterrizar", dijo Barría. Poco antes de que Zelaya intentara aterrizar, se registraron violentos incidentes entre manifestantes y fuerzas militares en las inmediaciones del terminal aéreo. Al Hospital Escuela de Tegucigalpa llegaron al menos seis heridos por impacto de bala y la Dirección de Medicina Forense de Tegucigalpa recibió un muerto. "Aquí sólo ha llegado una víctima fatal de los disturbios. Su nombre es Isis Oved Murillo Mensías, un joven de 19 años que perdió gran parte de la masa encefálica producto de un disparo", le dijo una fuente a BBC Mundo. Las calles de Tegucigalpa estaban fuertemente militarizadas y el toque de queda fue adelantado sin previo aviso a las 18.30. "Iba camino al hospital cuando llamaron al taxista y le informaron que las unidades tenían que retirarse a sus domicilios porque se había adelantado el toque de queda", informó Barría.

Según el colaborador de BBC Mundo en Tegucigalpa, Eric Lemus, manifestantes leales a Zelaya rompieron la cerca que divide la calle del área de la pista y los soldados abrieron fuego contra ellos.

Un camarógrafo de Al Jazeera registró el momento en el que un soldado hondureño que resguardaba el área de la pista del aeropuerto Toncontín de la capital abrió fuego contra la multitud que se reunió en el lugar.

El periodista grabó el momento en el que un niño era abatido por un disparo, informó Lemus. Según lo que describió a BBC Mundo, también había otro niño herido de gravedad y otros tres heridos leves.

"No puede aterrizar"

Como informó nuestra enviada especial a Tegucigalpa, Zelaya había pedido que las fuerzas armadas abrieran el aeropuerto y permitieran el aterrizaje del avión en que se desplaza junto a una delegación política y prensa internacional, procedente de Washington.

En Tegucigalpa, el director de Aeronáutica Civil, José Alfredo San Martín, confirmó que el avión no está autorizado a aterrizar en suelo hondureño, agregó Barría.

"Se han incrementado las medidas de seguridad en el aeropuerto de Tegucigalpa. Los que no soliciten los permisos correspondientes no pueden aterrizar ni sobrevolar los aeropuertos del país", dijo San Martín.

El avión podría desviarse finalmente hasta El Salvador, por lo que crece la expectativa en ambos países ante la incertidumbre sobre dónde aterrizará finalmente el aparato con el gobernante derrocado en un golpe de Estado hace una semana.

Tensión con Nicaragua

Image caption Un avión de bandera venezolana intentó llevar a Zelaya a Honduras.

Micheletti, advirtió al gobierno de Nicaragua que si moviliza tropas hacia la frontera común podría desencadenarse un conflicto armado.

"Quiero pedirle a los hermanos nicaragüenses que no se atrevan a cruzar la frontera porque estamos dispuestos a defenderla", dijo Micheletti este domingo en una cadena de radio y televisión.

Las declaraciones fueron hechas luego que las autoridades del gobierno provisional de Honduras señalaran que cuentan con informes que indican que fuerzas militares han comenzado a desplazarse hacia la zona fronteriza.

"Esto es una invasión psicológica. Están procurando intimidar a la población", dijo el gobernante de facto.

Sin embargo el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, negó haber enviado tropas a la frontera, rechazando las afirmaciones del nuevo gobierno guatemalteco.

Por su parte el canciller interino, Enrique Ortez, anunció que ninguna negociación incluiría la posibilidad de que Zelaya vuelva al sillón presidencial.

"Las conversaciones no incluyen de ninguna manera el regreso al poder de Manuel Zelaya. Eso es innegociable", precisó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.