México: comunidad mormona amenazada

La comunidad mormona de Lebarón, ubicada en el estado mexicano de Chihuahua, vive amenazada por bandas de secuestradores luego de que todo el pueblo se negara a pagar rescates.

Image caption El crimen organizado jaquea varias zonas de México.

Uno de sus líderes, Benjamín Lebarón, fue asesinado, así como su cuñado Luis Widman.

Benjamín había encabezado en mayo pasado una protesta en la capital del estado para denunciar el secuestro de su hermano Erick. En esa ocasión la familia se negó a pagar el rescate y la víctima fue liberada.

El homicidio del activista antisecuestro causó polémica en México. El Congreso de la Unión exigió al gobierno federal que proteja a la comunidad mormona, mientras que organizaciones ciudadanas advirtieron que en este país es peligroso denunciar a los delincuentes.

Pese a todo, los secuestradores amenazaron a todo el pueblo.

"Hay una lista de los próximos que van a ejecutar, pero aquí nos quedamos. Preferimos que nos saquen en un ataúd", dijo a BBC Mundo Julián Lebarón, hermano de la víctima.

"Corredor del Terror"

La comunidad se encuentra en el municipio de Galeana -a 350 kilómetros de la frontera con Estados Unidos- que forma parte del llamado Corredor del Terror, formado por seis municipios al noroeste de Chihuahua con fuerte presencia de narcotráfico.

La Procuraduría General de la República (PGR) y la procuraduría de Chihuahua reconocieron que al menos dos grupos se disputan el control de la zona: La Línea, del Cartel de Juárez, y la organización encabezada por Joaquín Guzmán, El Chapo.

Es imposible entrar por tierra a la región pues las carreteras son controladas por los delincuentes, dijo a BBC Mundo Gustavo De la Rosa, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

En mayo pasado el ejército detuvo a 25 secuestradores en Nicolás Bravo, uno de los municipios del Corredor del Terror.

Los delincuentes culparon del arresto a la familia Lebarón. Los asesinos de Benjamín dejaron en su casa un cartel con la siguiente leyenda:

“Para los de Le Barón, que no creen, para que ahora sí crean, va como venganza por los 25 jóvenes levantados y detenidos en Nicolás Bravo”.

La familia ha dicho que nada tuvo que ver con las acciones del Ejército.

"No hay justicia"

Image caption La familia Lebarón descartó armarse para defender a su comunidad.

Tras el homicidio decenas de policías y soldados llegaron a la comunidad mormona, pero la familia no está conforme con la vigilancia.

"Hemos tenido mucha protección pero no hay justicia. Mataron a mi hermano y a su cuñado, uno de los crímenes más negros en la historia de nuestro pueblo", dijo Julián Lebarón.

"Dejaron a diez huérfanos, todos con menos de siete años, y a dos viudas menores de 30. Siguen amenazando a todo el pueblo y no atrapan a los culpables".

Pese a las advertencias, la familia Lebarón no abandonará su pueblo ni tampoco cederá a la presión de los secuestradores aunque eso provoque más homicidios, incluso de mujeres y niños.

"Estamos dispuestos a sacrificar todo por que se haga la justicia. No vamos a cooperar con los criminales, no vamos a darles de nuestro trabajo nomás porque nos amenazan", señaló Julián.

Por lo pronto, la familia ha descartado armarse para defender su comunidad.

Acusaciones

Mientras, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos acusó al gobierno de Chihuahua de abandonar a la familia Lebarón.

"Los delincuentes se dieron cuenta que el pueblo estaba solo, sin policías y aprovecharon para vengarse", dijo De la Rosa.

Sin embargo, el gobernador Reyes Baeza rechazó que haya retirado la vigilancia y anunció que la procuradora de Justicia, Patricia González, encabeza las investigaciones en Galeana.

"No va a regresar de allí sin detenidos", dijo.

Reyes Baeza agregó que el Bureau Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI por sus siglas en inglés) podría participar en la investigación del homicidio, pues la familia cuenta con la nacionalidad estadounidense.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.