Ofensiva narco en México

El grupo de narcotraficantes conocido como La Familia Michoacana lanzó una ofensiva en contra de la Policía Federal (PF) de México, en un intento fallido por rescatar a uno de sus principales líderes quien había sido apresado este sábado, informaron las autoridades.

Image caption Los ataques a bases de la policía fueron represalias por la captura de Rueda.

El saldo de los ataques ocurridos en Michoacán, Guerrero y Guanajuato, en el occidente, sur y centro del país, es hasta el momento de tres personas muertas y 18 heridas.

El arrestado es Arnoldo Rueda Medina, “La Minsa”, considerado por la PF como el principal exportador de La Familia de drogas químicas, cocaína y marihuana hacia Estados Unidos.

Rodolfo Cruz, coordinador territorial de la Policía Federal, dijo que La Minsa era el jefe de la organización en ocho estados de México.

Los ataques a bases de la policía fueron represalias por la captura del capo, afirmó Cruz.

“No daremos un paso atrás, vamos por ellos. Usaremos toda la fuerza del Estado”, dijo.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), La Familia Michoacana es uno de los grupos de narcotraficantes más peligrosos de México.

Atacados cuando dormían

Arnoldo Rueda fue capturado la madrugada del sábado cuando llegaba a su casa en Morelia, la capital de Michoacán.

Image caption El arresto de Rueda es considerado como un golpe importante a La Familia.

Minutos después, decenas de sicarios de La Familia atacaron con granadas el cuartel de la PF donde se encontraba, pero no lograron rescatarlo, señaló Cruz.

La Minsa fue trasladado a la Ciudad de México con la custodia de decenas de soldados y policías.

La respuesta de La Familia fue atacar bases de la PF en ciudades de Michoacán como Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, Nueva Italia, Huetamo, Ciudad Altamirano y Apatzingán, donde los sicarios asaltaron el hotel donde dormían los policías.

También hubo ataques en los vecinos estados de Guerrero y Guanajuato.

Capo de alto nivel

El arresto de La Minsa fue considerado por la Secretaría de Seguridad Pública como un golpe importante a La Familia.

El capo se encargaba de designar a los responsables de la organización en varios estados, y también era el jefe de sicarios de la organización, aseguraron las autoridades.

Agregaron que Rueda era el contacto de La Familia con proveedores internacionales de precursores químicos para elaborar drogas sintéticas.

Estaba en el segundo nivel de mando del grupo, por debajo de los líderes Nazario Moreno, El Chayo, y Jesús Méndez, El Chango.

Zetas contra La Familia

Antes de esta ofensiva contra la Policía Federal, sicarios de La Familia y la banda conocida como Los Zetas se enfrentaron en Morelia.

La batalla ocurrió la madrugada del viernes y duró cuatro horas. El saldo fue de dos personas muertas y decenas de familias evacuadas del sitio donde ocurrió el enfrentamiento.

Hasta hace cuatro años, el grupo de La Familia era aliado de Los Zetas, pero desde entonces mantienen una disputa por controlar las rutas de tráfico de drogas y armas en varios estados de México.

La agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, considera a Los Zetas como uno de los grupos de narcotraficantes más peligrosos de América Latina.

Gobiernos de Centroamérica han señalado a la banda como una amenaza a su seguridad interna. En marzo pasado el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, fue amenazado por Los Zetas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.