Venezuela promueve leyes sobre medios

Ministro de Obras Públicas y presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Diosdado Cabello
Image caption Cabello habló de "latifundio" en la propiedad de medios de radiodifusión. (Foto: Radio Nacional de Venezuela)

La Asamblea Nacional de Venezuela acordó respaldar al gobierno en las acciones que emprende para regular las concesiones de radio y televisión, tras un debate sobre el estado de los medios radioeléctricos.

El debate fue convocado después de que el ministro de Obras Públicas y presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Diosdado Cabello, presentara un informe sobre lo que llamó el "latifundio" en la propiedad de medios de radiodifusión.

El ministro sostuvo que unas pocas familias están en posesión de buena parte de las señales de radio. Esto a través de circuitos que agrupan a una serie de emisoras que, o son propiedad del mismo dueño, o son emisoras pequeñas que se unen a los grupos grandes en calidad de socias.

Cabello propuso limitar los circuitos a un máximo de tres radios.

En cuanto a la televisión, a las acciones emprendidas contra el canal de noticias de abierta línea crítica Globovisión se suman planes para aplicar ciertas normas locales (la llamada Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión) a las plantas que transmiten programas de factura nacional a través del servicio de suscripción.

Conatel emitió ya una "providencia administrativa" para aplicar esta disposición, que no entraría en vigor hasta que culmine un proceso de consulta pública de un mes de duración.

¿Medios "depurados"? ¡Opine!

En la práctica, canales como RCTV Internacional -que funciona desde 2007, cuando el gobierno revocó la concesión a RCTV para transmitir en señal abierta- tendrían que transmitir tanto las cadenas presidenciales como los mensajes institucionales gubernamentales, lo que de momento no hace ningún canal por cable.

Durante la sesión, el diputado opositor Ismael García dijo que las medidas buscan "controlar la sociedad y quitarnos el espacio de comunicación".

Batalla por el espectro

Image caption En Venezuela existen más de un millar de emisoras de radio.

Pero la limitación de los circuitos y la providencia sobre televisión por suscripción son sólo dos aspectos de un conjunto de leyes sugeridas o enunciadas formalmente por las autoridades nacionales.

Se maneja la posibilidad de reformar la Ley de Telecomunicaciones, la Ley del Ejercicio del Periodismo, aspectos relacionados con los medios en la Ley de Educación, y la fiscal Luisa Ortega propuso en días recientes crear una ley sobre delitos mediáticos.

El gobierno se ha declarado a sí mismo en "ofensiva" para alcanzar esa transformación de aquí al año 2019.

Además, está la decisión de Conatel de revocarle la concesión a más de 200 de radios que, dice, no se presentaron a un proceso obligatorio de actualización de datos.

La incertidumbre reina en plantas radiofónicas, ya que la Comisión de Telecomunicaciones no ha publicado la lista de emisoras que quedarán al margen de la ley. Sin embargo sí ha anunciado que los permisos para operar serían otorgados a otros concesionarios.

El campo de batalla es el espectro radioeléctrico. Los bandos: el gobierno venezolano, que dice querer "democratizarlo" al desarticular monopolios o "latifundios" mediáticos, y los medios, algunos de los cuales se presentan a sí mismos como los últimos bastiones de la democracia.

Lea: Chávez contra "latifundios mediáticos"

¿De unas manos a otras?

En medio del debate de múltiples aristas y de la serie de leyes en elaboración, la pregunta que parece destacar últimamente tiene que ver con qué destino tendrían las radios desarticuladas de los circuitos o cerradas por no renovar sus datos.

Según el diputado oficialista y presidente de la subcomisión de Medios, Manuel Villalba, "aquí no hay persecución contra nadie".

Se trataría de dárselas en oferta a "los consejos comunales (órganos de participación popular comunitaria) para que también tengan la oportunidad de ejercer lo que tenga que ver con la comunicación".

El diputado opositor Ismael García señaló en cambio que las radios pasarían a manos de "otros oligarcas", pero esta vez favorables al gobierno.

Desde una perspectiva académica crítica, el investigador de la Universidad Católica Andrés Bello, Andrés Cañizales, le dijo a BBC Mundo que en todo caso, y con la revocatoria a las emisoras que no se actualizaron, el gobierno tendrá "una gran incidencia", al ponerse en posición de distribuir de un solo envión el 40% del espectro radioeléctrico.

"Contra los monopolios"

En la Asamblea, el diputado oficialista Carlos Escarrá señaló que el objetivo es poner orden en concesiones que habían sido utilizadas fraudulentamente por grupos privados, en detrimento de la población.

"Existe la determinación de poner todo el espectro radioeléctrico en manos del poder popular", señaló.

El investigador de la UCAB indicó, por otro lado, que la Ley de Telecomunicaciones establece que ningún propietario puede poseer más de diez emisoras. Actualmente hay más de 1.000, por lo cual, sostuvo, "se elimina la posibilidad de ningún monopolio".

Este aspecto es rebatido por portavoces oficiales, como el presidente de la televisora oficial Venezolana de Televisión, Yuri Pimentel, quien en fecha reciente afirmó que "hay unos sectores, muy pocos grupos económicos o algunas familias que tienen en sus manos el control de la gran mayoría de las emisoras de radio".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.