Honduras se cuela en bicentenario

Presidentes Fernando Lugo, Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa
Image caption Honduras fue el tema principal entre los mandatarios congregados para recordar el bicentenario.

Los aliados políticos de Manuel Zelaya aprovecharon los festejos del bicentenario de la guerra de la independencia boliviana contra la corona española para ratificar su apoyo al depuesto presidente hondureño.

En los festejos que tuvieron lugar en La Paz, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, Venezuela, Hugo Chávez, Ecuador, Rafael Correa y Paraguay, Fernando Lugo -así como la ex canciller de Honduras Patricia Rodas- aseguraron que Zelaya regresará a su país para retomar el poder.

Rodas, quien llegó en el avión del presidente de Venezuela, dijo que Zelaya conducirá "la resistencia popular" personalmente desde el interior de Honduras.

"El presidente tendrá que anunciarle a la comunidad internacional en qué momento y en qué lugar se establece la sede gubernamental", dijo la canciller del gobierno depuesto en una conferencia de prensa ofrecida en el hotel donde almorzó con los presidentes invitados.

Rodas informó que por el momento Zelaya se encuentra en Nicaragua junto al presidente de México, Felipe Calderón, preparando el encuentro que tendrá lugar este sábado entre sus hombres y la delegación del actual presidente de Honduras, Roberto Micheletti, en Costa Rica.

Image caption Rodas afirmó que Zelaya conducirá la resistencia personalmente.

La ex canciller advirtió que "si hasta el sábado los golpistas no han entregado el poder, entonces se tomarán medidas mucho más agudas para retomarlo por la vía que legítimamente manda nuestra Constitución".

El presidente de Ecuador también confirmó que Zelaya le ha comunicado que "está dispuesto a regresar a Honduras así tenga que morir en Honduras". Sin embargo, ni Rodas, ni Correa, revelaron el día en que Zelaya planea pisar suelo hondureño, ni dónde establecerá esa nueva sede gubernamental.

"Guerra civil"

El presidente de Venezuela también centró sus discursos en Honduras y, durante un almuerzo ofrecido en honor a los invitados del festejo del bicentenario, dijo que la situación en Honduras podría derivar en un conflicto civil.

"La situación de Honduras tiende a complicarse. Se tensa más. Dios no lo quiera pero podría terminar en una guerra civil que podría desparramarse por Centroamérica que ya fue un volcán hasta hace muy poco tiempo y cuyas cenizas aún están vivas", señaló.

Además, tanto Chávez como Morales, de Bolivia acusaron a Estados Unidos de haber organizado el golpe en Honduras.

"Ese golpe lo dio el Departamento de Estado. Los militares de Honduras no hubieran dado un paso sin la aprobación de los militares de EE.UU. que están en ese país y sin la aprobación del Departamento de Estado", dijo Chávez.

El mandatario venezolano agregó que "el presidente (Barack) Obama está entre la espada y la pared porque yo creo que a Obama no le informaron".

Entre tanto, el presidente Morales, durante el discurso central del bicentenario, dijo que "no es posible que todavía el Comando Sur de EE.UU., las Fuerzas Armadas de EEUU, dirijan golpes de Estado".

Bicentenario en segundo plano

La Paz celebró este jueves 16 de julio el bicentenario del inicio de la revolución que luego llevaría a la emancipación de América de la corona española. La gente se volcó a las calles para participar de los desfiles, los actos oficiales e incluso para disfrutar de las obras inauguradas para la ocasión.

Para participar de la celebración, llegaron los presidentes de Venezuela, de Ecuador y de Paraguay, Fernando Lugo. Además, respondieron la invitación de Evo Morales cancilleres y jefes militares de diferentes países.

Tras la llegada a La Paz, los presidentes participaron de un desfile militar, luego almorzaron juntos y, finalmente, acudieron a un acto municipal, donde fueron distinguidos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.