Desplazamientos: ¿problema estructural?

Desplazados en Colombia. Foto cortesía de Amnistía Internacional.
Image caption Muchos no vuelven porque temen por sus vidas o por su futuro económico.

Más allá del habitual debate sobre las cifras de desplazados en Colombia, muchos se preguntan si el desplazamiento forzado se convirtió en un problema estructural en este país, que lleva cuatro décadas de conflicto armado.

La pregunta surge porque, a pesar de las inversiones del gobierno para atender a muchos desplazados, la gran mayoría de ellos no ha regresado a los lugares de donde salieron o no quieren hacerlo porque temen por sus vidas o por su futuro económico.

BBC Mundo preguntó al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y a expertos independientes si el desplazamiento se volvió estructural al país. Y, obviamente, las respuestas difieren.

"Siempre ha existido"

El director de la agencia presidencial Acción Social, Luis Alfonso Hoyos, evitó contestar si el desplazamiento es estructural o no.

Sin embargo, señaló que el fenómeno "siempre ha existido a lo largo de la historia" de Colombia.

El funcionario admitió que se trata de un fenómeno causado por la violencia y por motivos económicos.

"El narcotráfico agravó el desplazamiento por la violencia en los años 90 y a comienzos de este siglo al financiar a guerrilleros y paramilitares", agregó.

Hoyos, sin embargo, sostuvo que las cosas están mejorando y dijo que "en los últimos años, a medida que avanza la seguridad democrática, el desplazamiento por la violencia se ha reducido, aunque todavía existe en las zonas cocaleras".

"En la medida en que las instituciones se van instalando en zonas recuperadas por el Estado, el desplazamiento se seguirá reduciendo paulatinamente", añadió.

En cambio, Jean-Noel Wetterwald, representante de ACNUR en Colombia, va un poco más allá que Hoyos.

"Subsisten causas estructurales que provocan el desplazamiento forzado en algunas zonas de Colombia, debido a enfrentamientos entre las fuerzas militares y grupos armados, a choques entre los mismos grupos y al reclutamiento forzado de menores", le dijo Wetterwald a BBC Mundo.

Y el representante de ACNUR precisó que su oficina sigue observando el desplazamiento forzado de personas en zonas de Colombia como la Costa Pacífica o Guaviare y Arauca, en el oriente del país, cerca de Venezuela.

"Es un problema estructural"

Entre tanto, la abogada Yamile Salinas Abdala, una experta en el tema de tierras, declaró a BBC Mundo que ella no tiene dudas de que "el desplazamiento es un problema estructural".

"¿Cómo es posible que continúe el desplazamiento forzado si Colombia tiene una política de seguridad democrática, si el gobierno dice que ha diezmado a la guerrilla de las FARC y que se han desmovilizado los paramilitares?", se preguntó la experta.

Salinas señaló que ahora el desplazamiento también es ocasionado por algunas políticas de Estado, que promueven fumigaciones y erradicación de cultivos ilícitos y también megaproyectos económicos.

El gobierno, sin embargo, siempre ha negado que sus acciones provoquen desplazamientos forzados.

No obstante, el ejecutivo, ACNUR y Salinas coincidieron en que la inmensa mayoría de los desplazados, que han perdido por lo menos 4 millones de hectáreas, no han recuperado sus tierras, aunque hayan recibido algunas ayudas económicas por parte del Estado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.