Venezuela no se va de Honduras

Hugo Chávez, presidente de Honduras
Image caption Hugo Chávez fue uno de los mandatarios más críticos con el golpe de Estado en Honduras.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela aseguró en un comunicado oficial que no retirará su delegación diplomática de Tegucigalpa, tal y como había ordenado el gobierno interino de Honduras, al considerar que la orden de expulsión procede de un "gobierno ilegítimo".

"El gobierno bolivariano, al no reconocer junto a la comunidad internacional en su conjunto a las autoridades ilegítimas que se han establecido como gobierno de facto en la República de Honduras, desconoce el contenido de dicha comunicación", anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano en su comunicado.

Con esta declaración oficial, el gobierno de Venezuela responde la orden de expulsión emitida por el gobierno interino de Honduras, que concedía un plazo de 72 horas al personal diplomático de Venezuela para abandonar Tegucigalpa.

Cruce de acusaciones

"Esto ha sido consecuencia de las amenazas al uso de la fuerza, la intromisión en los asuntos exclusivos de Honduras, así como la falta de respeto a la soberanía e integridad territorial de nuestro país", apuntó el martes la vicecanciller del gobierno interino de Honduras, Martha Lorena Alvarado.

Desde el golpe de Estado el pasado 28 de junio se sucedieron los cruces de acusaciones entre el jefe del gobierno interino, Roberto Micheletti, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aliado del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya.

"Uno puede interpretar que la reacción venezolana es un modo de usar el ataque como defensa, convirtiéndolo en la excusa para un cara a cara con el gobierno de facto en Honduras detrás del cuál se esconde una especie de advertencia incierta", sugirió desde Caracas la colaboradora de BBC Mundo, Anahí Aradas.

Integridad de la misión diplomática

A pesar de que el 3 de julio, poco después del golpe de Estado, Venezuela retiró a su embajador en Tegucigalpa, según informó la agencia de noticias EFE, en la embajada todavía quedan dos funcionarios diplomáticos venezolanos.

"El Gobierno venezolano utilizará todos los recursos necesarios para preservar la integridad de su misión diplomática en Tegucigalpa y la del personal acreditado (…) e insta a los funcionarios públicos del Estado hondureño a abstenerse de dispensar un trato ultrajante a cualquier miembro de la misión diplomática venezolana en Honduras", apuntó el comunicado oficial del gobierno venezolano.

Estas palabras podrían interpretarse como una amenaza velada contra el gobierno interino de Honduras.

"Cabe recordar que Hugo Chávez dijo a finales de junio que consideraría como 'acto de guerra' cualquier agresión contra miembros del cuerpo diplomático en el país. Pero todavía no está claro a qué se refiere Chávez con utilizar 'todos los recursos necesarios' en caso de que la expulsión se haga efectiva", señaló Anahí Aradas.

Por otra parte, en su comunicado, el Gobierno de Venezuela trata de internacionalizar los efectos de la acción del gobierno interino de Honduras al subrayar que la expulsión del cuerpo diplomático podría "incurrir en una violación grave de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas" de 1961.

Un día después de la orden de expulsión, las consecuencias de este desencuentro diplomático, son difíciles de predecir. "Ya ha pasado un día desde que Honduras hiciera el anuncio, por lo que las próximas 48 horas serán claves", sugirió Anahí Aradas

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.