Zelaya se instala en la frontera

Más protestas en Honduras, el viernes 24 de julio de 2009.
Image caption Las rutas de acceso al cruce fronterizo permanecen bloqueadas por Policía y Ejército.

Lo acusan de haber montado un "circo televisivo" que le está restando credibilidad. Manuel Zelaya, en cambio, dice que sus intentos fallidos por regresar a territorio hondureño son parte de una estrategia que le permitirá el retorno "paso a paso".

El depuesto mandatario de Honduras anunció que por el momento se quedará en el lado nicaragüense del paso fronterizo de Las Manos.

Hablándole a sus partidarios a través de un megáfono, les dijo que implementará un campamento y que distribuirá comida.

"Vamos a esperar aquí a los otros compañeros que vienen", declaró Zelaya, dando a entender que permanecerá en la frontera sin un plazo definido.

Zelaya agradeció al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, por su acogida y repitió en varias ocasiones que Dios lo acompaña en su operación de retorno, mientras sus partidarios gritaban "Zelaya, aguanta, que el pueblo se levanta".

"Show mediático"

Image caption Cientos de zelayistas pasaron la noche en la carretera Panamericana con la esperanza de llegar a la frontera.

El depuesto presidente de Honduras cruzó la frontera por algunos momentos en la tarde del viernes, se sacó una fotografía junto al letrero que dice "Bienvenido a Honduras" y regresó al territorio nicaragüense para dar entrevistas durante varias horas.

A ratos incluso, hablaba con dos teléfonos celulares al mismo tiempo y mantenía conversaciones con sus familiares que se encuentran en el lado hondureño a través de la prensa.

"Mamá, quédate tranquila, ya voy para allá", le decía a su madre a través de una emisora local.

Una odisea en vivo y en directo que provocó tanto apoyo como rechazo en la población hondureña.

Algunos calificaron la campaña como un "show mediático" para lograr una mayor movilización popular y otros la consideraroncomo un "gesto valiente".

Opine: ¿Fue imprudente el intento de Zelaya?

"Poco serio"

El presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, calificó el cruce fronterizo de zelaya como "irresponsable, no meditado y de muy poca seriedad".

Micheletti afirmó que su gobierno aún no ha dado por terminadas las negociaciones y que todavía está analizando la propuesta del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, la cual será consultada con los poderes judicial y legislativo el próximo lunes.

La propuesta de Arias incluye la restitución de Zelaya en el poder, algo que Micheletti ha rechazado de plano en múltiples ocasiones.

Incluso el gobernante interino ofreció renunciar a la Presidencia, siempre y cuando se le garantice que Zelaya no vuelve al poder.

Las rutas de acceso al cruce fronterizo de Las Manos permanecen bloqueadas por la Policía y el Ejército hondureño y aunque rige el toque de queda, cientos de zelayistas pasaron la noche en la carretera Panamericana, en la localidad de El Paraíso, con la esperanza de llegar a la frontera este fin de semana.

El próximo paso de Zelaya

Aunque Zelaya no quiere dar una fecha, ha insistido en que volverá a cruzar la frontera, a pesar de que el gobierno interino de Honduras advirtió que apenas ingrese al país será detenido y deberá afrontar cargos por traición a la patria y corrupción.

"Podemos entrar por la frontera que tenemos con El Salvador y con Guatemala, en todos lados estamos organizados", dijo Zelaya, manteniendo el misterio respecto a los detalles de su plan de retorno.

Image caption El ejército hondureño tiene órdenes de frenar al presidente depuesto si entra en el país.

"O podemos aterrizar directamente en San Pedro Sula. Tengo helicópteros listos, tengo aviones listos, tengo al pueblo acompañándome".

Y es precisamente el misterio, al parecer, uno de los elementos centrales de la estrategia, como si mantener la incertidumbre y la expectación internacional en torno a sus movimientos jugaran a su favor.

"Lo que está haciendo es ganar tiempo para que el pueblo se movilice, pero no ha logrado una resistencia masiva que le permita el regreso", le dijo a BBC Mundo uno de los partidarios de Zelaya en la ciudad de El Paraíso.

"Mel (como le dicen a Zelaya en Honduras) es fuerte en el campo, pero no tiene suficiente apoyo en las ciudades", agregó.

El gobierno interino liderado por Roberto Micheletti insiste en que Zelaya violó la Constitución al convocar a un referendo que pretendía modificar la Carta Magna para permitir su reelección en el cargo.

Polémica por víctima fatal

El cuerpo de un joven de unos 25 años fue encontrado este sábado cerca de una plantación de café con aparentes señales de tortura en la ciudad hondureña de El Paraíso, a unos 12 kilómetros de la frontera con Nicaragua.

Vecinos identificaron a la víctima como Pedro Ezequiel y denunciaron que el viernes había sido detenido por agentes policiales y militares mientras participaba en una manifestación pro Zelaya.

Sin embargo, el portavoz de la Policía, Orlin Cerrato, desmintió esa versión y dijo que el único joven detenido en El Paraíso fue puesto en libertad en la mañana del sábado.

Cerrato señaló que desconocía el caso denunciado por los vecinos y que esperaba iniciar una investigación.

Condena internacional

La Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, calificó de "imprudente" el efímero ingreso que hizo Zelaya a territorio hondureño, mientras que la Unión Europea llamó este sábado a evitar nuevas "provocaciones" y a seguir la vía del diálogo para resolver la crisis.

Image caption Hillary Clinton calificó de “imprudente” el efímero ingreso de Zelaya.

Washington sigue presionando porque se encuentre una salida negociada al conflicto que comenzó con un golpe de Estado el 28 de junio, cuando Zelaya fue expulsado del país en pijamas y a punta de pistola.

Zelaya había perdido el apoyo del Congreso, la Corte Suprema, el Ejército, el Ministerio Público, el Tribunal Electoral, el Arzobispado, los gremios empresariales y su propio partido político, luego de que diera un giro a la izquierda y se aliara con el gobierno venezolano de Hugo Chávez.

El mandatario derrocado fue invitado a una reunión en la Casa Blanca el próximo martes con el objetivo de avanzar en una solución a la crisis política que vive Honduras.

Zelaya llegó hasta el paso fronterizo de La Manos tras dar por fracasadas las negociaciones llevadas a cabo en Costa Rica bajo la mediación del presidente Oscar Arias.

Contenido relacionado