Última actualización: martes, 28 de julio de 2009 - 12:34 GMT

"Intentan hacer lo mismo que con Irak"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció una campaña "sucia y vulgar" contra su país que intenta justificar un posible acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos.

Las declaraciones se producen después de que Suecia pidiera explicaciones al gobierno venezolano por el supuesto desvío de armas suecas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), vendidas hace décadas a Venezuela.

"Busca justificar la instalación de las bases militares estadounidenses en territorio colombiano. Están tratando de hacer lo mismo que hicieron con Irak cuando lo acusaron de tener armas de destrucción masiva; argumento que sirvió a EE.UU. para invadir ese país y apoderarse del petróleo", declaró Maduro.

clic ¿Sube la temperatura en la zona andina? ¡Opine!

El escándalo empezó cuando la revista británica de inteligencia Jane's Intelligence Weekly publicó un reportaje sobre la incautación de un número indeterminado de lanzacohetes AT4, fabricados por la compañía sueca Saab Bofors Dinamics.

La información fue confirmada por la radio pública Sveriges Radio Internacional de Suecia que transmitió que la empresa de armas identificó el armamento como parte de un lote enviado a Venezuela en la década de los '80.

Por su parte, el consejero político del Ministerio sueco de Comercio, Jens Ericsson, le dijo a la agencia francesa AFP que el material de defensa encontrado en un campamento de las FARC es sueco.

Ericsson agregó que habían "solicitado a funcionarios del gobierno venezolano que les dieron información sobre cómo creían que este material había sido hallado en Colombia".

clic Lea: Suecia reclama a Venezuela por armas

Son las bases

Nicolás Maduro

Maduro calificó de campaña "sucia y vulgar" las acusaciones de la supuesta venta de armas.

Desde Colombia el vicepresidente de ese país, Francisco Santos, también informó sobre la incautación de armamento "que un país europeo le vendió a Venezuela".

Para Maduro, las declaraciones de Santos son una "respuesta desesperada" ante las críticas del presidente venezolano Hugo Chávez contra un acuerdo militar entre Bogotá y Washington que permitiría a militares estadounidenses operar en bases militares colombianas.

"Esas bases representan un peligro contra toda Suramérica, pero principalmente representan un peligro para Venezuela", señaló el canciller venezolano. "(Colombia) quiere decirle a la comunidad internacional que una guerrilla que tiene 50 años se mantiene por la colaboración de varios gobierno suramericanos".

"¿Por qué esta campaña arranca hoy? No podemos ser inocentes, recuerden que detrás de esto hay un aparato propagandístico mundial", le dijo Maduro a AFP.

clic ¿Acuerdo disuasivo con vecinos?

"Supercomputadora"

Por su parte el ministro venezolano de Interior y Justicia, Tarek el Aissami, dijo que la supuesta venta de armas a las FARC forman parte de "un nuevo show mediático".

Da risa, lo asocio con esos temas de ficción, de Supermán, de Supermarihuana y Supercomputadora (...) parece una película barata del gobierno estadounidense y lamentablemente de los pitiyanquis de la región

Tareck el Aissami, ministro de Interior y Justicia de Venezuela

"No nos extrañaría que nuevamente la fuente sea la supercomputadora de Raúl Reyes (jefe de las FARC que murió en un ataque el año pasado) en la que aparezca un archivo con una configuración extraña", ironizó el ministro durante una rueda de prensa.

"Da risa, lo asocio con esos temas de ficción, de Supermán, de Supermarihuana y Supercomputadora (...) parece una película barata del gobierno estadounidense y lamentablemente de los pitiyanquis de la región", agregó.

Sin embargo, un alto funcionario del gobierno colombiano le informó al colaborador de BBC Mundo en Bogotá, Hernando Salazar, que el hallazgo de las armas suecas se produjo en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

No sabemos cuánto se pagó por esos lanzacohetes", declaró la fuente que agregó que de acuerdo con los correos de los computadores de Raúl Reyes, las FARC tenían destinados US$300.000 para la compra de este tipo de armamento.

Por aire

El colaborador de BBC Mundo, Hernando Salazar, explica que desde hace 10 años, cuando comenzó a implementarse el Plan Colombia que fortaleció la capacidad aérea de las fuerzas militares, han circulado rumores de que las FARC buscaban armas más poderosas.

"De hecho, buena parte de los grandes golpes asestados a la guerrilla en los años recientes han sido por vía aérea. Así lograron darle muerte a jefes como Raúl Reyes, Martín Caballero y el Negro acacio", recuerda Salazar.

Por otra parte, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, pidió a la comunidad internacional que no le venda armas a las FARC, pues la organización estaría "buscando comprar" misiles tierra-aire.

"Sabemos que los grupos terroristas han adquirido lanzacohetes de marca en los mercados internacionales de armas, en la comunidad internacional. Colombia lo sabe", dijo Uribe en un acto público en la ciudad de Medellín, 450 kilómetros al noroeste de Bogotá.

clic Lea: Uribe pide que no le vendan armas a las FARC

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.