Cinco años de relaciones tormentosas

Álvaro Uribe y Hugo Chávez
Image caption En los últimos cinco años se han sucedido los desencuentros y las reconciliaciones.

La retirada del embajador venezolano en Bogotá parecería la última cuenta de un collar de impasses diplomáticos que han transformado las relaciones bilaterales entre Venezuela y Colombia en una verdadera montaña rusa.

A continuación, BBC Mundo resume los diferendos más significativos y anota las frases de ruptura y reconciliación.

"Complot"

9 de mayo de 2004

El gobierno venezolano informa sobre la captura de más de 50 presuntos mercenarios colombianos en una hacienda de las montañas del sur de Caracas. El grupo fue acusado de querer atacar el palacio presidencial de Miraflores.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acusa a grupos en Estados Unidos y Colombia de complotar en su contra.

14 de mayo de 2004

Se retoma el diálogo diplomático directo.

"Venezuela tiene la claridad que nuestro gobierno no está involucrado en estos incidentes", dice la por entonces canciller de Colombia, Carolina Barco.

¿FARC o paras?

20 de septiembre de 2004

La adjudicación de responsabilidades sobre un incidente armado en la frontera, en el que habrían muerto seis personas en el ataque de un supuesto grupo irregular colombiano, complica las relaciones.

"Dicen desde Colombia que fue la guerrilla, no sabemos (...); dicen testigos y otras informaciones que pudieran ser los paramilitares, no lo sabemos todavía; pero sea cual sea el agresor, va a tener una respuesta contundente", asegura Chávez.

"La guerrilla colombiana no es enemiga nuestra. Yo lo he dicho, es un problema de Colombia. Pero si entra en nuestro territorio, desde allí se convierte en enemiga", afirma Chávez.

Noviembre de 2004

Las "muchas dificultades" que existieron entre los gobiernos colombiano y venezolano, según Álvaro Uribe, quedan "superadas" luego de la cumbre binacional en Cartagena, Colombia.

"Les juro por Dios y mi madre santa, como decimos en el Llano, que si yo apoyara a la guerrilla no tendría cara para venir a Cartagena", dice Chávez.

"Es bien importante poder contar con la solidaridad, con el apoyo, con la hermandad del Gobierno de Venezuela", dice Uribe.

Operativo Granda

Enero de 2005

En enero de 2005, Hugo Chávez llama al embajador en Colombia y suspende transitoriamente los lazos comerciales con ese país por la supuesta captura, a mediados de diciembre, del líder guerrillero Rodrigo Granda en territorio venezolano, algo que Venezuela considera una violación a su soberanía.

"No hay duda, la policía de Colombia miente cuando dice que Granda fue arrestado en Cúcuta. Miente y está mintiendo al presidente (colombiano) Álvaro Uribe. Esto es muy grave, se trata de una violación de la soberanía venezolana", dice Chávez.

Colombia asegura no haber violado la soberanía venezolana y señala que "el pueblo colombiano tiene derecho de librarse de la pesadilla del terrorismo".

Además, acusa a Venezuela de haber protegido a Rodrigo Granda y advierte que albergar a terroristas viola la soberanía colombiana.

Chávez anuncia la suspensión de los lazos comerciales con Colombia hasta que se ofrezca una disculpa formal.

Luego Colombia expresa en un comunicado "su mayor disposición para revisar los hechos (...) a fin de que si han resultado inconvenientes ante el examen de la República Bolivariana de Venezuela, no se repitan".

Por su parte, el gobierno venezolano dio a entender que consideraba casi superada la crisis diplomática entre las dos naciones.

Febrero de 2005

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, se reunieron en Caracas y dieron por superada la crisis.

"Hemos decidido dar vuelta a la página, ajustar las cosas que se pudieron haber aflojado", manifestó el mandatario venezolano tras salir del diálogo que calificó como "constructivo" y "agradable".

Álvaro Uribe agradeció la "muestra de hermandad" del gobierno venezolano y llamó a la cooperación "para que no se afecte la soberanía y respetar la soberanía".

Chávez ya no media

25 de noviembre de 2007

Tras el colapso de la mediación del presidente venezolano para lograr un acuerdo humanitario con el grupo guerrillero FARC y su exclusión del proceso por parte del presidente colombiano, Chávez dijo que las relaciones con Colombia habían quedado "congeladas" y calificó a Uribe de "mentiroso".

Por su parte, Uribe dijo a Chávez: "Sus palabras, sus actitudes..., dan la impresión de que usted no está interesado en la paz de Colombia, sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC" y lo acusó de intentar "incendiar" América Latina y "expandirse" por la región.

Chávez llamó a su embajador en Bogotá a consultas y arremetió nuevamente contra Uribe, calificándolo de "peón" y "vocero del imperio".

Chávez dice que mientras Uribe sea presidente no tendrá ningúna relación "ni con él ni con el gobierno de Colombia''.

Según el mandatario venezolano, no tendrá relaciones con ''un presidente que es capaz de mentir descaradamente, irrespetar a otro presidente al que ha llamado su amigo, al que ha llamado para que le ayude''.

Muerte de Raúl Reyes y crisis andina

2 de marzo de 2008

La muerte del comandante guerrillero de las FARC Raúl Reyes en territorio ecuatoriano a manos de militares colombianos, inicia una agria polémica. Hubo acusaciones mutuas, corte de relaciones diplomáticas, cierre de fronteras y hasta envío de tropas a zonas limítrofes.

"Si por ejemplo a usted (presidente de Colombia, Álvaro Uribe) se le ocurre hacer eso en Venezuela, le mando unos Sukois (aviones cazas de fabricación rusa), compañero para que lo sepa", advirtió Chávez.

Chávez señala a Uribe de ser un "criminal, paramilitar, narcotraficante y lacayo del imperio". También lo acusa de mentir sobre lo que consideró el "asesinato cobarde" de "Reyes", a quien rinde un minuto de silencio.

4 de marzo de 2008

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, anuncia que denunciará al mandatario venezolano, Hugo Chávez, ante la Corte Penal Internacional por "patrocinio y financiación de genocidas".

8 de marzo de 2008

Cumbre del Grupo de Río en República Dominicana.

"Las miradas de ira que se lanzaron durante la mañana los presidentes Álvaro Uribe, Rafael Correa y Hugo Chávez se transformaron en luminosas expresiones de cariño al final de la tarde", dijo entonces la enviada de BBC Mundo a Santo Domingo. A la mañana siguiente se concretarían en el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas y el repliegue de tropas.

Hugo Chávez pidió a Uribe revisar la doctrina de "combatir el terrorismo donde esté, la misma doctrina de Bush", porque podría "conllevar a una hecatombe en la región".

Uribe dijo que él no es "hombre de odios" y recordó la "calidez y amistad" que hubo entre él y Chávez anteriormente.

Chávez ganó el compromiso de Uribe de retirar la amenaza de denunciarlo ante la Corte Penal Internacional por supuesto "apoyo y financiamiento al terrorismo".

11 de julio de 2008

Uribe y Chávez se reúnen en el estado de Falcón, Venezuela, y al despedirse, a pesar de que no hay besos ni abrazos, el tono cambia.

"A partir de hoy comienza una nueva etapa. Hemos decidido retomar el camino que vinimos construyendo desde que usted llegó a la presidencia de Colombia (...) vamos a recuperar tiempo perdido para enfrentar problemas que nos son comunes", afirmó Chávez.

"Nada ha sido difícil porque donde no hay odio (...) y donde prevalece la hermandad las dificultades se superan con menos dificultad", expresó Uribe.

"Terroristas y pupilos"

19 de marzo de 2009

Chávez califica al por entonces ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, de "pupilo de la derecha yanqui" y "amenaza para el continente", y representante de "la corriente más fascista de la oligarquía latinoamericana".

Santos había declarado que perseguir "terroristas" fuera del territorio nacional "acto de legítima defensa y una doctrina cada vez más aceptada por la comunidad y el derecho internacional".

Una semana después, Santos se reúne en Caracas con Nicolás Maduro, canciller venezolano.

Maduro declaró que él y Santos habían discutido una agenda "para la paz", que incluye la posibilidad de crear un fondo de US$200 millones para proyectos de interés común.

14 de abril de 2009

Encuentro en Caracas que concluyó con la firma de varios acuerdos económicos. Intercambio de bromas y anécdotas.

"A pesar de los distintos enfoques, tenemos que construir un entramado de relaciones transparentes, honestas, de buena voluntad y buena fe", dijo Chávez.

"Creo que hoy empezamos a ver una mejor dinámica. Un presente y un futuro inseparables nos obligan a trabajar por estos pueblos", expresó por su parte Uribe.

1º de mayo de 2009

Chávez dice que su gobierno se mantendrá al margen del conflicto armado colombiano. "No es una guerra nuestra", afirma.

Bases militares y armas

21 de julio de 2009

El acuerdo militar que negocian Colombia y los Estados Unidos, en virtud del cual militares estadounidenses podrían operar en varias bases colombianas, vuelve a tensionar las relaciones entre Bogotá y Caracas.

"Ahora que los yankis quieren instalar cuatro bases en Colombia... esto nos obliga a revisar nuestras relaciones con Colombia" aseguró Chávez.

24 de julio de 2009

El gobierno de Venezuela anuncia que comprará tanques de guerra a Rusia para duplicar su flota y fortalecer sus fuerzas en la frontera con Colombia.

Para Chávez, Washington "quiere convertir a Colombia en el Israel de América Latina", lo que "sería incendiario, lamentable, muy triste".

27 de julio de 2009

Las autoridades suecas piden explicaciones al gobierno venezolano por supuestos desvíos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de armas que Suecia había vendido a Venezuela.

Uribe dice: "La comunidad internacional tiene que pensar que en lugar de tener laxitud para venderle estas armas a los terroristas, tienen que contar con firmeza para cooperar con la democracia colombiana en la derrota del terrorismo".

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, denuncia una campaña "sucia y vulgar" contra su país, con el fin de "justificar la instalación de las bases militares estadounidenses en territorio colombiano. Están tratando de hacer lo mismo que hicieron con Irak cuando lo acusaron de tener armas de destrucción masiva; argumento que sirvió a EE.UU. para invadir ese país y apoderarse del petróleo".

Chávez apostilla: "Ese gobierno (de Colombia) da vergüenza, está dirigido por irresponsables de la más grande calaña que yo nunca he visto".

Venezuela retira todo el personal diplomático venezolano asignado en Colombia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.