España y Venezuela “refrescan” relación

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y Miguel Ángel Moratinos, canciller español.
Image caption Una treintena de empresarios acompañó al canciller español en su visita a Venezuela.

Un total de seis convenios energéticos firmados este miércoles parecen dar nueva vida a las relaciones hispano-venezolanas.

"Esta es una visita muy importante, oportuna y refrescante en estas relaciones bilaterales", dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez, durante el acto de firma de los acuerdos que compartió con el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, y la delegación de 35 empresarios que lo acompañan en Venezuela desde principios de seman

Con esta alianza energética, el país caribeño se compromete a suministrar 380.000 barriles de crudo para ser procesado en refinerías españolas y, a cambio, el gobierno venezolano invertirá gran parte de este ingreso en tecnología y productos españoles.

Los acuerdos

Uno de los convenios más importantes es el contrato por US$ 2.000 millones firmado con las empresas Iberdrola y Elecnor para la construcción de una centraleléctrica de ciclo combinado de 1.000 megavatios de potencia en el estado de Sucre.

Pero el que mayor impacto ha tenido a nivel bursátil ha sido el acuerdo suscrito con Repsol YPF, que afirma haber descubierto reservas con una capacidad de 31.000 millones de barriles de crudo en el bloque 7 de la faja del Orinoco.

Los efectos de este anuncio no se hicieron esperar en la bolsa española, donde las acciones de la petrolera experimentaron este miércoles una suba del 1%.

Según el gobierno venezolano, con la ayuda de España se pretende llegar a explotar hasta 200.000 barriles diarios sólo en este sector como parte de la estrategia nacional para estimular la producción de crudo.

La petrolera logró además concretar con PDVSA compensaciones en crudo por expropiaciones realizadas en el marco del proceso de nacionalización que lleva a cabo al gobierno venezolano y que ascienden a un monto de unos US$ 200 millones.

Image caption PDVSA y Repsol YPF proyectan extraer 200 mil barriles diarios en uno de los bloques de la faja del Orinoco.

Un guiño a la inversión extranjera

Una de las mayores críticas al gobierno de Chávez ha sido que sus políticas resultan poco atractivas a la inversión extranjera.

En este sentido, los acuerdos con España dan la impresión de responder a una estrategia para atraer a posibles inversores europeos.

"El presidente lo dijo de forma clara", le explicó a BBC Mundo el analista en Relaciones Internacionales próximo al oficialismo Raymundo Kabchi, "España tiene que ser nuestra portavoz en Europa para decir a países como Inglaterra, Francia, Italia o Alemania que existe una idea errada (sobre Venezuela) auspiciada por medios interesados".

La condición, afirma el experto, es que "para invertir en Venezuela nadie puede decirnos qué política seguir. Las inversiones tienen que obedecer a intereses mutuos y no condicionar nuestra política".

"En este sentido -apuntó Kabchi- del mismo modo que España sería una vía hacia Europa, Venezuela representa una puerta hacia América Latina".

Luz sobre las divisas

Durante la visita de Moratinos también se sentó un precedente en materia de cooperación con la celebración del primer foro empresarial binacional, experiencia que se pretende repetir en Madrid en julio del próximo año.

Pero también sirvió para que el gobierno venezolano arrojara luz sobre las limitaciones impuestas por la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) que ha impedido a muchas empresas extranjeras repatriar sus dividendos en los últimos meses.

Según expresó el gobierno, la escasez de dólares se resolverá a finales de año gracias al repunte en los precios del crudo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.