Última actualización: viernes, 7 de agosto de 2009 - 06:36 GMT

Las grietas de la Ciudad de México

La noche del 1 de junio los habitantes de Villas de San Martín, una colonia en el municipio de Chalco, al oriente de la capital mexicana, escucharon un fuerte ruido que sacudió algunas casas.

Al salir encontraron una fractura de casi un kilómetro de largo, que empezó con unos centímetros y luego se ensanchó hasta alcanzar seis metros.

“Se escuchó un trueno muy fuerte que venía de abajo, y luego vimos que el suelo se estaba abriendo. Me asusté, porque ocurrió en unos segundos”, dijo a BBC Mundo Martha Ortíz, vecina de la colonia.

Las autoridades dijeron que la fractura se debió al exceso en la extracción de agua en la región, algo que se repite en otras partes de la ciudad de México.

Y es que la estabilidad del suelo es un problema serio en la capital. Datos oficiales revelaron que existe riesgo de hundimiento en zonas de ocho delegaciones, donde vive más de un millón de personas.

Círculo vicioso

El Gobierno del Distrito Federal ha localizado 172 grietas como la de Chalco, además de 250 colonias construidas sobre túneles o minas antiguas.

Martha Ortíz

"Se escuchó un trueno muy fuerte que venía de abajo, y luego vimos que el suelo se estaba abriendo"

Las fracturas del terreno son más frecuentes en la temporada de lluvias, que inicia en mayo y concluye en septiembre.

Es un problema que se agudizó desde hace 10 años, dijo a BBC Mundo Jorge Legorreta, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)

“La ciudad no recibe nuevos aportes de agua de fuentes externas y la necesidad se ha resuelto extrayéndola del subsuelo. Es un círculo vicioso difícil de romper”.

Legorreta advirtió que las fracturas del suelo seguirán apareciendo mientras no se encuentren alternativas a la extracción de agua.

Algo que reconocen las autoridades. El jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, ha dicho que la ciudad debe acostumbrarse a convivir con las grietas.

Túneles y minas

Pero las grietas son sólo una parte del problema en la capital mexicana.

En la delegación Álvaro Obregón, al poniente de la ciudad, unas 300.000 personas habitan casas construidas sobre túneles y minas abandonadas.

Viven en riesgo permanente, dijo a BBC Mundo el jefe delegacional José Luis Zamora.

“Es un problema que tiene muchos años y que ya estamos atendiendo, pero en el pasado se hundieron viviendas completas”, explicó.

Desde 1930 en esa delegación se cavaron túneles para extraer arena y piedra que sirvieron para construir parte de la ciudad de México.

Las minas fueron cerradas sin rellenarse y sin registro de dónde se encuentran. Sobre esos túneles se construyeron 32 colonias.

Buscar minas

Chalco, Ciudad de México

La fractura del terreno es un problema que se agudizó desde hace 10 años.

Las filtraciones de agua, el peso de las casas y vehículos que circulan en la superficie han debilitado el techo y paredes de las minas.

Zamora dijo que hay riesgo de que se desplomen y por eso el gobierno de la delegación mantiene un programa permanente para apuntalar las minas.

Pero el problema es que no se han localizado todos los túneles, reconoció el funcionario.

“Hemos hecho estudios de geofísica calle por calle de la delegación para encontrarlos, pero algunos fueron cavados hasta a 40 metros de profundidad. Una vez localizamos uno que tenía tres niveles”.

El factor dinero

Mientras, la capital mexicana sigue creciendo. En los últimos 10 años se han construido unas 260.000 casas nuevas que demandan abasto de agua, dijo Legorreta.

La mayor parte de las nuevas zonas habitacionales se ubican en municipios al oriente de la ciudad de México como Chalco o Ixtapaluca.

Muchas colonias se han construido en zonas consideradas como riesgosas por las autoridades, dijo a BBC Mundo Arturo Vilchis, director de Protección Civil del Estado de México.

En algunos casos se ha reubicado a los habitantes, pero no todas las personas aceptan abandonar sus casas.

Margarita Gómez es una de ellas. Durante seis años ahorró una parte de su sueldo para reunir el primer pago de su casa en Villas de San Martín, y ahora no quiere dejar su único patrimonio.

“No tenemos de otra más que vivir aquí, con lo que ganamos no alcanza para comprar en otra parte”

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.