Cuba/DD.HH.: "Sin cambios"

La situación de los derechos humanos en Cuba cambió muy poco desde que asumiera la presidencia el general Raúl Castro tres años atrás, según refleja un nuevo informe de la opositora "Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional" (CCDHRN).

Image caption El presidente de la Comisión dijo la policía golpeó a tres mujeres opositoras.

"Quienes esperaban que las promesas de 'cambios estructurales y de concepto' se reflejarían positivamente en la esfera de los derechos humanos, sufrieron una desilusión", dice el comunicado firmado por Elizardo Sánchez, máxima figura de la CCDHRN.

También se explica en el documento que han aumentado las detenciones de corta duración, en las que los opositores son llevados a unidades policiales, retenidos allí por algunas horas y luego liberados sin presentar cargos en su contra.

No existe una versión oficial sobre el informe porque el gobierno cubano no responde nunca a estas acusaciones. Oficiosamente, un funcionario le dijo a BBC Mundo que se trata de "maniobras propagandísticas de los mercenarios pagados por los Estados Unidos".

Sin cambios

"Lo que caracteriza a la gestión de Raúl Castro en el tema de derechos humanos es la ausencia de cambios, incluso con un leve aumento en el número de presos políticos", explica Elizardo Sánchez en entrevista con BBC Mundo.

El opositor sitúa el número de presos políticos en 205, entre los que incluye a los 65 presos de conciencia adoptados por Amnistía Internacional y a unos 40 reos condenados por delitos violentos, desde atentados dinamiteros hasta asesinatos.

"Puedo asegurarte que decenas de teléfonos están intervenidos en Cuba cada día. Este teléfono de mi casa esta intervenido hace 40 años, según nos han revelado ex agentes de la policía política", afirma Sánchez para demostrar las violaciones a los derechos civiles.

Sobre el aumento de la violencia policial, nos explica que durante los últimos meses se han producido tres incidentes en los que policías habrían golpeado a mujeres opositoras, dos casos en el interior del país y uno en La Habana, "algo que no era usual hace unos años".

Derechos civiles y políticos

Según el documento, "la situación de los derechos civiles, políticos y económicos, y de ciertos derechos culturales de primer orden, sigue siendo el peor de todo el hemisferio", recalcando que no se han producido cambios desde la llegada de Raúl Castro al poder.

Sobre los arrestos de corta duración, en el balance sobre derechos humanos se afirma que "nuestra Comisión ha podido confirmar la detención de al menos 532 disidentes, pero estamos seguros de que la cifra real fue mucho mayor".

Agrega que "el gobierno cubano sigue ocupando el deshonroso primer lugar mundial por el número de prisioneros de conciencia adoptados por Amnistía Internacional". Además, menciona el reciente arresto de los opositores José y Ernesto Díaz, y del médico Darsi Ferrer.

Los opositores que elaboraron el informe también cuestionan el Código Penal cubano porque, según la Comisión, es estalinista y viola los derechos de asociación, de opinión, reunión, prensa, información, movilidad dentro del país y hacia el extranjero, manifestación y huelga.

Críticas a España

En el terreno de los derechos civiles, la Comisión se refiere a la reciente destitución del vicepresidente Carlos Lage y del canciller Felipe Pérez Roque, afirmando que el espionaje al que fueron sometidos es una injerencia en su vida privada.

Image caption Elizardo Sánchez afirma que durante el último período aumentó la violencia policial hacia los disidentes.

"Si estos integrantes de la Nomenclatura fueron sometidos a espionaje... ¿qué puede esperar la ciudadanía en cuanto a su derecho a que sea respetada su privacidad, domicilio, correspondencia y comunicaciones?", se preguntan en el documento.

Critican también la política de Madrid: "En el seno de la Unión Europea, debido a la pertinaz influencia del gobierno de España, sigue prevaleciendo una política de virtual apaciguamiento en relación con la dictadura totalitaria que impera en Cuba".

Finalmente, la Comisión de Derechos Humanos le pide a la Unión Europea mano más dura con el gobierno cubano, sosteniendo que el movimiento pro-democracia "necesita de una posición más enérgica de parte de la comunidad de naciones".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.