Chile: muerte ahonda crisis con mapuches

Indígenas mapuches rodean al féretro de Jaime Facundo Mendoza Collío
Image caption Se trata del tercer joven mapuche que muere en enfrentamientos con la policía en La Araucanía desde 2003.

La muerte de un activista mapuche en Chile a manos de un agente de seguridad ha profundizado el conflicto entre las autoridades y los miembros de esa comunidad indígena, que mantienen un prolongado reclamo territorial en el sur del país.

La presidenta chilena Michelle Bachelet lamentó este jueves la muerte de Jaime Facundo Mendoza Collío, de 24 años, que recibió un disparo de un policía durante el desalojo de un fundo privado que había sido ocupado por los indígenas.

El hecho ocurrió el miércoles en la región de La Araucanía -donde se ha centrado el reclamo mapuche- a unos 650 kilómetros al sur de la capital, Santiago.

En una serie de protestas en repudio a la muerte de Mendoza Collía resultaron heridos ocho manifestantes y tres carabineros.

"Nada justifica la violencia en La Araucanía. Y debe entenderse que el único camino de solución a las legítimas demandas históricas del pueblo mapuche es el diálogo", sostuvo Bachelet durante un acto público este jueves.

La mandataria chilena calificó de "doloroso y lamentable" el fallecimiento del activista y pidió que el hecho sea investigado.

Según la policía, el efectivo que disparó contra Mendoza Collía -que fue detenido por orden de la Fiscalía Militar- actuó en “defensa propia”.

Se trata del tercer joven mapuche que muere en enfrentamientos con la policía durante desalojos en La Araucanía desde 2003.

Reclamo

Tras los incidentes del miércoles, dirigentes mapuches condenaron en duros términos el accionar de las fuerzas de seguridad.

"Si el Estado chileno quiere eliminar de una vez por todas a los mapuches, que lo haga, pero nosotros también vamos a tener nuestro frente de resistencia y no vamos a tolerar que nos sigan masacrando de la forma en que lo han hecho", señaló el vocero de la comunidad autónoma de Temocuicui, Jorge Huenchullán.

Por su parte, las autoridades han denunciado la creciente violencia de la protesta indígena, que ha incluido varios ataques incendiarios.

Los mapuches, el pueblo originario más grande de Chile, reclaman tierras que heredaron de sus ancestros, muchas de las cuales son ocupadas por empresas forestales desde los años ‘80.

El sociólogo chileno Tito Tricot, especialista en asuntos indígenas, le dijo a BBC Mundo que el reclamo mapuche cobró fuerza a partir de 1997, luego de que fracasara un acuerdo con el gobierno de la Concertación, que ha estado en el poder desde el final del régimen de Augusto Pinochet.

Ley Antiterrorista

Image caption Los mapuches, el pueblo originario más grande de Chile, reclaman tierras que heredaron de sus ancestros.

Además de los reclamos territoriales y de autonomía, los indígenas cuestionan el hecho de que la justicia chilena los juzgue mediante la llamada Ley Antiterrorista, creada durante el gobierno militar para hacer frente a los opositores políticos.

Según Tricot, el reclamo mapuche es el único movimiento social juzgado bajo esta ley, que aumenta las penas de los condenados.

De acuerdo con el especialista, en los últimos años ha crecido el apoyo entre los chilenos hacia las demandas de este pueblo originario, pero aún existe una "satanización" del movimiento mapuche en los medios de comunicación.

El gobierno ha anunciado que enviará una delegación a La Araucanía la semana próxima para buscar una solución al conflicto, pero Tricot no ve posible un acuerdo en el futuro cercano.

Sin embargo, afirma que los jóvenes mapuches con los que habla tienen una visión mucho más alentadora que la suya respecto a su futuro.

"Muchos me dicen que hay que tener paciencia y seguir luchando, ya que los inspira ver los avances que han logrado los indígenas en otras partes de América Latina, en especial en Bolivia, Ecuador y Venezuela", relató a BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.