Los peores incendios en discotecas

Incendio en la discoteca Factory, de Quito.
Image caption El uso de bengalas estuvo detrás de la mayoría de grandes tragedias en discotecas.

Cientos de personas han muerto en la última década en discotecas de América Latina a causa de incendios, a menudo por imprudencias o falta de medidas de seguridad en los locales.

La tragedia de 2004 en la sala Cromañón de Buenos Aires, que mató a 194 personas y de la que se acaba de conocer la sentencia, fue la que más víctimas causó en la región, pero hizo recordar otros casos:

  • El 20 de diciembre de 1993, un fuego en la disco Kheyvis, ubicada en el residencial barrio de Olivos, en Buenos Aires, le costó la vida a 17 jóvenes.<p>
  • La falta de suficientes salidas de emergencia provocó que más de 20 personas murieran en octubre de 2000 en la célebre discoteca Lobohombo, de México DF. <p>
  • En noviembre de 2001, los fuegos artificiales que acompañaban a un espectáculo de samba iniciaron un incendio que mató a seis personas en la sala Caneco Mineiro, una discoteca en la ciudad brasileña de Belo Horizonte que no contaba con salidas de emergencia. Cientos de personas resultaron heridas.<p>
  • En la discoteca Utopía, del centro comercial Jockey Plaza de Lima, Perú, un incendio dejó 28 víctimas mortales en julio de 2002.<p>
  • En Venezuela, en diciembre de 2002 el club nocturno La Goajira, ubicado en la avenida Baralt de la capital, estaba lleno de gente cuando comenzó un incendio que mató a medio centenar de personas.<p>
  • También en Quito, Ecuador, se produjo recientemente un siniestro parecido. 13 personas murieron en abril de 2008 en la discoteca Factory. El incendio se produjo cuando se encendió una bengala durante el espectáculo y propagó el fuego al techo, que contenía material inflamable.<p>

Fuera de Latinoamérica

Image caption El fuego de la discoteca Lobohombo, en México, dejó más de 20 muertos.

En otras partes del mundo, algunos siniestros han provocado aún más víctimas en clubes nocturnos.

  • En febrero de 2003, un centenar de personas murieron en el incendio de una discoteca en Rhode Island, EE.UU., también causado por fuegos artificiales.<p>
  • En China, más de 300 personas murieron en una sala de Luoyang, en 2000. En la ciudad de Fuxin, el fuego acabó en 1994 con la vida de más de 200.<p>
  • En 2008, un incendio en una discoteca de la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, dejó un saldo de 43 muertos y 88 heridos.

Tragedia de Ycuá Bolaños

Además, otros incendios en lugares públicos dejaron abultadas cifras de muertos en los últimos años. En Perú, 280 personas fallecieron tras desatarse un fuego en un centro comercial Mesa Redonda de Lima, en diciembre de 2001.

Las llamas habían comenzado en un local de venta de fuegos artificiales y se propagaron rápidamente por el área comercial.

Entre los siniestros más serios también figura el ocurrido en el supermercado Ycuá Bolaños de Paraguay, en 2004, en el que 396 personas murieron.

Los dueños del local, Juan Pío Paiva y su hijo Víctor Daniel Paiva, fueron condenados en los últimos días por la Corte Suprema de Justicia a cumplir 12 y 10 años de prisión respectivamente, por su responsabilidad en el siniestro, que dejó también unos 700 heridos.

Contenido relacionado