Honduras: justicia rechaza vuelta de Zelaya

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras se pronunció en contra de la restitución de Manuel Zelaya en la presidencia del país, al dictaminar sobre la propuesta presentada por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, para solucionar la crisis política desatada en la nación centroamericana tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio.

Image caption La Corte Suprema rechaza la vuelta de Zelaya a la presidencia de Honduras.

De esta manera el órgano judicial desestimó el principal punto del Acuerdo de San José y confirmó que si el depuesto presidente regresa al país será arrestado.

La posición de la corte se conoce en vísperas de la llegada a Honduras de una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA), que intentará convencer al gobierno interino de Roberto Micheletti de que acepte la propuesta realizada por el presidente costarricense en su calidad de mediador.

Según el editor para America de la BBC, Emilio San Pedro, el fallo de la Corte Suprema hondureña envía una clara señal de que tanto el tribunal como el gobierno interino no tienen ninguna intención de aceptar ninguna iniciativa que incluya el retorno al poder de Zelaya.

San Pedro agrega que no debe sorprender que la Corte Suprema defienda la posición del gobierno de Micheletti, ya que el órgano judicial participó en el proceso de destitución de Zelaya.

"Existen acciones penales presentadas por la Fiscalía General de la República (contra Zelaya)", por lo que, "mientras no existan otras disposiciones legales aplicables, no puede eludirse que tendría que someterse a los procedimientos establecidos en la legislación procesal penal", señaló el Supremo hondureño en un comunicado recogido por los medios.

"Respeto a la legalidad"

Image caption El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, intenta encontrar una solución a la crisis política hondureña.

La justicia hondureña acusa a Zelaya de diversos delitos cometidos en relación con una consulta popular que el depuesto presidente pretendía celebrar el 28 de junio para promover una Asamblea Constituyente y que había sido declarada ilegal por varios órganos del Estado.

Sobre la amnistía política que prevé el Acuerdo de San José, la Corte afirmó que "la única forma de finalizar o suspender estos procesos penales es de conformidad a lo regulado en nuestra legislación" y que "cualquier arreglo de tipo político debe pasar por el respeto a la legalidad y el control jurídico".

Respecto a la propuesta de conformar un gobierno de conciliación y unidad, el tribunal señaló que, si bien "se ajusta a los ideales de la democracia participativa", ello podría colisionar "con lo dispuesto en el artículo 245 numeral 5 de la Constitución de Honduras, que otorga al presidente la potestad de nombrar y separar libremente a los ministros y viceministros".

En el comunicado publicado por los medios hondureños, la Corte Suprema de la nación centroamericana solicita "a la Comunidad Internacional que se respete la soberanía de la República de Honduras y observe plenamente el principio consagrado en la Carta de las Naciones Unidas de no injerencia en los asuntos internos de otros Estados".

El pronunciamiento del tribunal se conoce en la víspera de la llegada a Honduras de la delegación de la OEA, que estará integrada por los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Canadá, Costa Rica, Jamaica, México, Panamá y República Dominicana, y por el Secretario General José Miguel Insulza.

Dos semanas atrás, el gobierno de Micheletti aplazó el viaje de la misión a Honduras en rechazo a la presencia de Insulza, a quien acusa de ser parcial a favor de Zelaya, pero finalmente lo aceptó en calidad de observador.

"Impulsar el Acuerdo de San José"

"La misión visitará Honduras para reunirse con distintas instancias públicas y privadas a fin de impulsar la suscripción del Acuerdo de San José", informó la OEA en un comunicado.

Image caption Dos semanas atrás, el gobierno de Micheletti rechazo a la presencia de Insulza en la misión de la OEA.

Además, la agenda de la delegación "incluye reuniones con representantes de la Iglesia Católica, las Iglesias Evangélicas, los empresarios, los trabajadores, los candidatos presidenciales y distintas organizaciones de la sociedad civil", señaló el organismo.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, declaró antes del viaje que esperan "encontrar una acogida positiva al Acuerdo de San José, como único camino para alcanzar, al mismo tiempo, el retorno a una plena democracia y la reconciliación entre todos los hondureños".

"Ello permitirá a Honduras salir fortalecida de esta difícil prueba y brindar un ejemplo de convicción democrática a todo el hemisferio", dijo el secretario general.

La misión de cancilleres llega a honduras tres días después de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano dependiente de la OEA, dijera haber confirmado la existencia en la nación centroamericana "de un patrón de uso desproporcionado de la fuerza pública, detenciones arbitrarias y control de la información dirigido a limitar la participación política de un sector de la ciudadanía", desde el golpe de Estado del pasado 28 de junio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.