Bolivianos “más racistas” que antes

Bolivianos en Calamarca haciendo cola
Image caption La mayoría de los bolivianos percibe que hay más racismo que antes, según una encuesta.

En Sucre, mujeres constituyentes por el partido de Evo Morales, no lograron ingresar a un hotel por su condición de indígenas, pese a tener habitaciones reservadas con anticipación.

En El Alto, dos jóvenes provenientes del campo fueron rechazados en el colegio por vestir abarcas (calzados indígenas) en lugar de zapatos, que eran parte del uniforme oficial del establecimiento.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia atendió esos dos casos y logró, en el primero de ellos, que el Concejo Municipal de Sucre prohíba las prácticas racistas y, en el segundo, que los niños sean aceptados en la escuela con su vestimenta típica.

En La Paz, grupos de indígenas le cortaron la corbata a un transeúnte por considerar que era “un qhara”, es decir, un blanco contrario a los interesantes de los indígenas.

Y, nuevamente en Sucre, campesinos afines al gobierno fueron despojados de su vestimenta y obligados a renegar del presidente Evo Morales en público. El caso es investigado en una comisión parlamentaria.

La lista de actos racistas ocurridos en los últimos años podría continuar sin encontrar un punto final, pues una encuesta difundida por el diario La Razón, revela que la mayoría de los bolivianos percibe que hay más racismo que antes.

Los otros son los racistas

El estudio, encargado a la empresa Ipsos Apoyo Opinión y Mercado Bolivia, indica que el 66% de los bolivianos considera que las prácticas racistas se acentuaron, aunque también la mayoría de los encuestados dice de sí mismo que no incurre en actos racistas.

El 83% de los consultados se describe a sí mismo como “nada racista”.

Los encuestados atribuyen el mayor racismo a que "se acrecentó el odio" entre ciudadanos del oriente y del occidente del país (11%), a que "el gobierno generó distinción entre oriente y occidente" (10%) o a que "la gente rica se cree superior a la pobre" (5%).

La Defensora del Pueblo, Rielma Mencias, en entrevista con BBC Mundo, opinó que el alto porcentaje se debe a que antes los grupos de indígenas, campesinos e incluso los gays y lesbianas no estaban visibilizados.

En cambio ahora, según Mencias, estos sectores tienen presencia pública y eso, en su criterio, genera rechazo de algunos otros grupos.

Y ¿cuánto tiene que ver el presidente Morales en esta historia? Mencias dice que “con él se ha hecho más evidente lo que estaba más subyacente en la sociedad boliviana”. Incluso, ahora las actitudes racistas se asocian a la pertenencia política.

Mujer, pobre e indígena

Image caption Las más discriminadas son las mujeres indígenas pobres.

Pero, dice Mencias, por lo general, las prácticas racistas están asociadas al origen étnico, a la condición económica y al sexo, de lo que se desprende que las más discriminadas son las mujeres pobres e indígenas.

Mencias dice que si bien se presentan actos discriminatorios de los indígenas en contra de los blancos, éstos hechos son menos frecuentes.

Y, precisamente ante el creciente número de casos de racismo y discriminación, tres comisiones del Congreso concertaron un proyecto de ley de prevención y eliminación de toda forma de discriminación.

Si esta ley es aprobada, se sancionará con de tres a seis años de cárcel a quienes ofendan o maltraten a otra persona por motivos discriminatorios.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.