El campo argentino vuelve al paro

Los productores agropecuarios anunciaron este martes un nuevo paro contra el gobierno de la presidenta Cristina Fernández que afectará la comercialización de granos y ganados con destino a industrias y exportación.

Image caption El campo argentino también paralizará el envío de ganado en pie a los mercados de hacienda.

El campo argentino también paralizará el envío de ganado en pie a los mercados de hacienda, informó la Comisión de Enlace de las entidades rurales.

El paro se iniciará a la hora cero del próximo viernes 28 de agosto y se prolongará por siete días.

La medida fue acordada durante una reunión entre dirigentes de la Federación Agraria, la Sociedad Rural, las Confederaciones Rurales Argentinas y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria, que representan a unos 290.000 productores.

El último paro del campo en contra de las medidas agropecuarias de Fernández se realizó a mediados de marzo pasado y también duró una semana.

Ley vetada

La convocatoria a la huelga se produce horas después de que la presidenta Fernández vetara una ley agropecuaria que contenía reducciones y hasta la eliminación de algunas retenciones a la exportación de granos cultivados en la provincia de Buenos Aires.

Image caption Las entidades convocaron a la huelga en protesta por las políticas del gobierno de Fernández.

"La decisión del gobierno de vetar parte de la Ley de Emergencia Agropecuaria, sumada a la posibilidad de que se materialice un aumento significativo en las retenciones, hizo estallar a los dirigentes del campo, que leen los anuncios como una provocación del gobierno”, explicó desde Buenos Aires la corresponsal de BBC Mundo, Valeria Perasso.

Sin embargo, agregó Perasso, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el ministro de Economía, Amado Boudou, salieron a negar estos trascendidos.

Los dirigentes del campo advirtieron que entre los grupos de productores y en las localidades que dependen del agro la tensión social está en aumento.

Eduardo Buzzi, cabeza de la Federación Agraria, reveló que existe un “enorme malestar” y que ellos, desde su rol de líderes del sector, han intentando una tregua con el gobierno, pero sin lograrlo.

“Buzzi anticipó que la adhesión al paro se va a hacer sentir”, añadió la corresponsal.

Perasso indicó que los ruralistas usaron una analogía futbolística: aseguraron que ellos tiraron “varios centros al área chica, pero al gobierno lo único que le interesó fue tirar la pelota a la tribuna".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.