"Hay buena atmósfera con Cuba"

Bill Richardson en La Habana.
Image caption Richardson fue de misión comercial por su estado.

Uno de los políticos hispanos más prominentes de Estados Unidos, Bill Richardson, dijo este viernes que recomendará al presidente, Barack Obama, dar pasos "modestos" para mejorar las relaciones con Cuba, aunque aclaró que el camino será lento y difícil.

"Haré un informe para la administración Obama, con algunas recomendaciones", dijo el gobernador de Nuevo México, que finalizó una visita comercial de cinco días a la isla.

"Hay una buena atmósfera, la mejor atmósfera que he visto en años, para mejorar las relaciones", agregó en una rueda de prensa en La Habana, e indicó que la receta es comenzar con "algunos modestos pasos positivos".

Pero acotó que Cuba necesita mostrar más flexibilidad para con las iniciativas del nuevo gobierno de Estados Unidos.

Además, Richardson señaló que después de 50 años de mutua animosidad, no se pueden esperar soluciones rápidas a temas como el embargo estadounidense o los prisioneros políticos de Cuba.

Diálogo con el exilio

Concretamente, el gobernador hizo un llamado a su gobierno para que lleve a cabo viajes culturales, académicos y de negocios a la isla y permitir, a la vez, visitas similares de cubanos a Estados Unidos.

El corresponsal de la BBC en La Habana Michael Voss indicó que Richardson también se ofreció para arreglar conversaciones informales entre el gobierno cubano y grupos de cubano-estadounidenses en Miami, centro del exilio anti-castrista en Estados Unidos.

"Por décadas, las comunidades en el exilio, ferozmente anti-(Fidel) Castro, ayudaron a moldear la dura política de Estados Unidos para con la isla comunista, pero algunos grupos han empezado a suavizar su posición desde que Barack Obama asumió como presidente", observó el corresponsal.

Durante su visita de cinco días, Richardson se reunió con autoridades políticas y económicas cubanas para promover el intercambio comercial de la isla con su estado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.