Última actualización: viernes, 28 de agosto de 2009 - 15:00 GMT

Todas las miradas en Unasur

Sesión de Unasur.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, inició la sesión de la cumbre de Unasur.

Los presidentes de los 12 países de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) se pusieron en fila, bajo la llovizna fría de Bariloche, para saludar a la mandataria anfitriona, Cristina Fernández de Kirchner, antes de dar comienzo a la reunión extraordinaria del grupo sudamericano.

Pero el colombiano Álvaro Uribe y su par venezolano, Hugo Chávez, no estaban en el contingente: llegaron tarde a la sala. Ellos eran los más buscados por la prensa, los más observados por sus pares, de cara a un debate que promete ser caldeado.

La cumbre de Unasur ha sido convocada para tratar, en primer término, el conflicto que enfrenta a Caracas y Bogotá, después de que el gobierno de Uribe firmara un acuerdo militar con Estados Unidos.

Chávez criticó duramente la decisión de su vecino y tildó el convenio de "imperialista", al considerar que podría permitir el avance de Estados Unidos sobre otros intereses en la región. Colombia, por su parte, llegó a la cumbre para defender su autonomía para sellar acuerdos que, a juicio de Bogotá, están relacionados con cuestiones de política interna.

clic Opine: ¿qué se puede esperar de la cumbre?

¿A puerta cerrada?

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Por algo más de tres horas, se anticipa un duro cruces de reclamos y, según algunos observadores, una pugna entre proyectos de país antagónicos.

Hasta el mismo comienzo del encuentro, se dudaba que el debate fuera abierto a la prensa.

"No sabemos nada, están que sí que no… Presidencia no quiere, Chávez tampoco", dijo a BBC Mundo el jefe de operaciones del evento, responsable de su televisación completa.

Uribe, en cambio, abogaba por su difusión completa. El mandatario considera que este ámbito es el propicio para ganar adeptos entre sus pares de Unasur, que esperan que el colombiano dé explicaciones sobre el tratado y brinde garantías de que la cooperación con Estados Unidos no irá más allá de los propósitos declarados.

"En nombre del espíritu democrático, estas reuniones deben hacerse sin restricción, todo debe transmitirse en tiempo real al mundo", declaró el mandatario.

Antes de ingresar al hotel, un Uribe visiblemente molesto –más molesto que urgido, aunque ya llegaba tarde- se acercó, de manera inesperada, hasta el lugar donde está BBC Mundo y demás medios de prensa.

Agenda abierta

No es tolerable que vivamos un clima como el que estamos viviendo, cuando hemos podido llegar acuerdos, cuando hemos podido armar este instrumento que sirvió y va a seguir sirviendo para resolver cuestiones importantes

Cristina Fernández, presidenta de Argentina

Justo en ese instante, los presidentes comenzaban a sesionar. Fernández de Kirchner dedicó su intervención de bienvenida a rescatar el espíritu de Unasur.

"No es tolerable que vivamos un clima como el que estamos viviendo, cuando hemos podido llegar acuerdos, cuando hemos podido armar este instrumento que sirvió y va a seguir sirviendo para resolver cuestiones importantes", declaró la mandataria argentina.

El pedido, que se anticipó a los posibles roces que ocurrirán en la mesa de negociaciones en las próximas horas, no resulta casual: convertido en esta ocasión en un escenario de choque entre Colombia y Venezuela, muchos analistas señalan que la eficacia de Unasur puede quedar dañada para siempre.

"Es un fenómeno que los analistas observamos. Unasur no tiene un poder central unificador, y no lo tendrá por muchos años", opinó el experto en temas militares Armando Borrero, ex consejero de seguridad nacional de Colombia, en diálogo con BBC Mundo.

Deudas pendientes

Fernández de Kirchner reconoció alguna de las deudas pendientes para el foro sudamericano.

"(Tenemos que) fijar mecanismo y doctrinas que nos permitan superar las diferencias, sin que aquel que no esté de acuerdo con algo tenga que irse o romper relaciones con este instrumento muy útil para la región", declaró la mandataria.

Tanto ella como el ecuatoriano Rafael Correa, presidente pro témpore del bloque, señalaron que la decisión que se impulse hoy sobre el conflicto colombiano deberá establecer una "doctrina uniforme" sobre cuestiones de soberanía y futuros acuerdos militares con países extra regionales.

"Los temas de hoy no sólo van a marcar la coyuntura, sino la historia", expresó Correa.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.