El huracán Jimena sube a categoría 4

Imagen satelital del huracán Jimena
Image caption La tormenta impactará en la península de Baja California en las próximas 72 horas.

El huracán Jimena pasó este domingo a categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson (de 1 a 5), frente a las costas del Pacífico mexicano, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Las previsiones señalan que la tormenta impactará en la península de Baja California en las próximas 72 horas.

Las autoridades mexicanas consideran que Jimena tiene un índice de peligrosidad "severo".

El Servicio Meteorológico Nacional de México (SMN) señaló en su último boletín que a las 16.00 horas GMT Jimena se localizaba a 400 kilómetros al suroeste de Tecomán, en el estado de Colima, y a 375 kilómetros al suroeste de Cihuatlán, en el estado de Jalisco.

La tormenta se desplaza a 15 kilómetros por hora y presenta vientos sostenidos de 220 kilómetros por hora y rachas de 270 kilómetros por hora.

"Jimena mantiene una fuerte convección sobre las costas de los estados de Jalisco, Colima y Michoacán, además del occidente de Guerrero”, informó el SMN.

El organismo recomienda al la población de los estados del sur, occidente y centro del país estar alerta "por lluvias fuertes a intensas, con inundaciones en partes bajas y deslaves en zonas de montaña".

LLuvias

En las próximas horas Jimena podría azotar al popular balneario de Los Cabos, situado en del estado de Baja California Sur, donde el martes los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se reúnen para discutir sobre los paraísos fiscales.

Pese a la peligrosidad asociada a las fuertes lluvias que provocará el huracán Jimena, estas podrían suponer un alivio para el campo mexicano, afectado por la peor sequía en 60 años.

Según la corresponsal de BBC Mundo en México, Cecilia Barría, la Confederación Nacional Campesina (CNC) de México informó que el país se encuentra "al borde de una crisis alimentaria histórica" por la ausencia prolongada de lluvias en gran parte del territorio.

La CNC estima pérdidas cercanas a los US$1.200 millones sólo en la producción de granos básicos, señaló nuestra corresponsal.

Barría subraya que este diagnóstico contrasta radicalmente con las cifras oficiales, que calculan pérdidas de US$15 millones en el sector agrícola y de US$8 millones en la ganadería.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.