Policías sin patrulleros en México

¿Conoce usted una ciudad donde los policías no pueden usar patrulleros ni sacar infracciones de tránsito a los automovilistas? Bienvenido a Tultitlán, un municipio en el Estado de México donde los agentes policiales fueron castigados por "extorsionar" a la gente.

Image caption El alcalde Calzada busca dar de baja a los "malos elementos" en la policía.

El alcalde, Marco Calzada, declaró que tomó la medida para disminuir los índices de corrupción en el municipio.

"Se suspendió la entrega de boletas de tránsito municipal porque estaban extorsionando a los ciudadanos", dijo Calzada.

El edil informó que la medida se prolongará por el tiempo que sea necesario y que no aceptará presiones para modificar la nueva política anticorrupción.

"Así que se den cuenta que no vamos a cambiar", agregó la autoridad.

La "mordida"

Mientras dura el "castigo" a los efectivos policiales, los agentes de Tránsito se han dedicado a facilitar el flujo vehicular en zonas con alta congestión y los agentes de Seguridad Pública han sido asignados a labores de vigilancia en puntos específicos, ya que no pueden circular sin los patrulleros.

El plan incluye la revisión de expedientes y antecedentes penales de los policías municipales para "dar de baja a los malos elementos".

El alcalde, del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRI), otorgó también una "tregua" a empresarios multados y suspendió hasta diciembre la entrega de notificaciones provenientes de las áreas de Protección Civil y Ecología.

Según el edil, los inspectores de estos departamentos municipales buscaban cualquier pretexto para extorsionar a los empresarios y exigir sobornos, más conocidos en México como "mordidas".

"Yo, como empresario, también fui víctima del director de Ecología, pero no se quiere ir. Lo que pasa es que no me recuerda, pero él personalmente me pidió dinero", señaló Calzada.

Caen presuntos "narcopolicías"

Tultitlán tiene problemas de soborno a los ciudadanos, pero en otras zonas del país el narcotráfico sigue causando estragos en los cuerpos policiales.

En el sureño estado de Tabasco, la justicia procesó a 18 policías municipales por presuntos vínculos con la organización criminal Los Zetas, brazo armado del cartel del Golfo, según informó la Procuraduría General de la República (Fiscalía).

Los policías están acusados de dar protección a la delincuencia organizada y están siendo investigados por su presunta relación con el asesinato del coordinador de la policía en el municipio de Humanguillo.

Desde 2008, el gobierno de Felipe Calderón ha puesto en práctica la llamada "Operación Limpieza", con el objetivo de sanear las instituciones que han sido infiltradas por el crimen organizado.

Las policías municipales, en particular, son consideradas como las instituciones con uno de los mayores grados de corrupción en el país y de mayor vulnerabilidad a las presiones de los grupos delictivos.

Contenido relacionado