Asesinan a comandante en Michoacán

Policía forense retira el cuerpo de José Manuel Revueltas y los de sus escoltas.
Image caption Policía forense retira el cuerpo de José Manuel Revueltas y los de sus escoltas.

El recién nombrado subsecretario de Seguridad del estado mexicano de Michoacán, José Manuel Revueltas, fue asesinado este miércoles junto a dos escoltas y un civil en la ciudad de Morelia.

Revueltas había sido ascendido a su nuevo cargo la semana pasada tras desempeñarse como director de la Policía Estatal Preventiva, según instrucciones del gobernador Leonel Godoy.

El atentado provocó una movilización de fuerzas de seguridad por tierra y aire que desplegaron un operativo de emergencia.

Según las primeras informaciones, el comandante Revueltas y sus escoltas se desplazaban en un automóvil sobre la avenida Camelinas, en el sur de Morelia, cuando desconocidos los atacaron con rifles de alto poder.

Una versión aún no confirmada señala que los tiros alcanzaron a un civil que viajaba en un autobús de pasajeros.

Hasta ahora se desconoce el móvil de la agresión y las autoridades no han informado sobre otras personas heridas en el incidente.

El hecho se produjo en el estado natal del presidente Felipe Calderón, el mismo día que el mandatario envió un mensaje al país con motivo del Tercer Informe de Gobierno.

La disputa por Michoacán

Image caption Michoacán se ha transformado en un territorio en disputa entre La Familia y Los Zetas.

El atentado ocurrió en una zona del oeste de México donde hace meses las fuerzas de seguridad se enfrentan a la Familia Michoacana, una de las organizaciones criminales más violentas del país que lidera el mercado de droga sintética que se exporta a Estados Unidos.

La Familia lanzó una ofensiva contra el gobierno y en julio pasado asesinó a doce agentes militares, en un episodio considerado como una venganza por la captura de uno de sus dirigentes y la detención de varios políticos que estarían presuntamente vinculados a la organización.

Por su parte el gobierno respondió con el envío de miles de militares y policías a cargo de reforzar los operativos de seguridad de la zona y capturar a los máximos líderes del cartel, incluyendo a "La Tuta", quien permanece prófugo de la justicia.

Michoacán se ha transformado en un territorio en disputa entre La Familia y los sicarios de la organización criminal Los Zetas, brazo armado del Cartel del Golfo.

Este estado se ha convertido en uno de los principales centros receptores de embarques ilícitos de precursores que se utilizan en la fabricación de drogas sintéticas y es además un centro de cultivo de marihuana y amapola.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.