Patadas voladoras contra el crimen

En México hay distintas formas de combatir y prevenir los delitos. A la policía de Reynosa, Tamaulipas, al norte del país, no se le ocurrió nada mejor que contratar a un luchador enmascarado para que le auxilie en su trabajo.

Image caption El experto en artes marciales está inspirado en un personaje de Indonesia.

Se trata de Tajac, experto en artes marciales, inspirado en un personaje de Indonesia que hasta tiene su propia página en Facebook.

El “Poliluchador” (contracción de policía y luchador) como se le conoce en Reynosa, tiene la misión de enseñar a los niños a denunciar a los delincuentes y de paso ofrece consejos y técnicas de lucha para defenderse de ellos.

El secretario de Seguridad Pública de Reynosa, Carlos Leal, aseguró que el programa ha dado buenos resultados.

“Queremos que los niños depositen su confianza en un superhéroe al que sientan cercano, como Tajac”, dijo en conversación con BBC Mundo.

Patadas voladoras

Las presentaciones del luchador se realizan en patios de las escuelas primarias, a donde llega a bordo de un auto de la policía municipal, al que en Reynosa le llaman “mula”.

Como parte del evento, dos sujetos fornidos simulan atacarlo, pero el enmascarado responde con patadas voladoras y llaves de lucha. En unos minutos logra vencerlos.

Los niños aplauden y gritan emocionados, mientras por un altavoz los maestros explican la moraleja del espectáculo: los delincuentes no pueden derrotar a la policía.

Enseguida, Tajac enseña a los niños a defenderse de los ladrones.

“Les dice qué hacer si alguien pretende quitarles la mochila o su dinero, son técnicas de lucha libre”, explicó Leal.

Detrás de la máscara

Tajac ofrece sus clases en silencio, con señas, pues supuestamente el personaje que representa no habla español.

Pero la realidad es distinta, pues tras la máscara hay un policía mexicano, experto en artes marciales, que cuando no aconseja niños vigila las calles de Reynosa, una de las ciudades más violentas de la frontera norte de México, según datos de la Procuraduría General de la República, la fiscalía del país.

Image caption El "poliluchador" enseña a los niños a denunciar a los delincuentes.

Sin embargo, su tarea más importante es evitar que los niños de esta población sean reclutados por la delincuencia organizada, señaló el secretario de Seguridad.

Y que los niños aprenden a no tener miedo a los delincuentes y a denunciarlos ante policías como Tajac, añadió el funcionario.

Por lo pronto, la policía de Reynosa organizó concursos de dibujo entre los niños para definir el trabajo del luchador. “Todos querían que siguiera luchando contra los malos”, dijo Leal.

El premio para los ganadores es una bicicleta. “Ya entregamos varias”, aseguró el funcionario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.