"Siempre habrá tensión"

Políticos, abogados y comunicadores, leyendo periódicos en un programa de la BBC
Image caption Según los analistas, es inevitable que haya cierto grado de tensión entre medios y gobiernos.

Por su misma naturaleza, las relaciones entre gobiernos y medios de comunicación siempre van a ser de tensión y van a retratar la madurez democrática de un país.

Así lo señaló a BBC Mundo la experta Carolina Matos, especialista en medios y política latinoamericana de la London School of Economics.

La inspección impositiva sorpresa en el diario Clarín, el grupo más poderoso de Argentina, considerada intimidatoria por el diario, representa para Matos un ejemplo de la complejidad de una relación en la que existen intereses contrapuestos.

"La tensión es diferente en cada país y varía de acuerdo con la situación política particular, los temas históricos, y con la manera en que las fuerzas políticas y sociales están organizadas".

Matos señaló que Argentina es una democracia emergente, "un país que está fortaleciendo su proceso democrático desde los 80s" y como tal, "las presiones políticas sobre los medios y la politización de los mismos medios está vigente".

En su opinión, lo mejor en cualquier democracia es tener un sistema de medios complejo, donde convivan prensa comercial, sectores civiles, servicios públicos de comunicación, internet, "múltiples tipos de periodismo e identidades periodísticas".

"Nada justifica el control"

¿Cuál es la naturaleza del conflicto en Argentina? La experta afirma que hay todavía muchas preguntas en el tapete.

Image caption El Grupo Clarín está enfrentado con el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"¿Está el Grupo Clarín jugando un papel de fiscal de las acciones del gobierno o defendiendo una agenda política propia?

"Se supone que el papel de los periodistas es fiscalizar al poder y a sus funcionarios. En cualquier caso, ¿no está Clarín llegando a ciertos límites de agresividad contra el gobierno?" señala Matos.

En su opinión es necesario realizar un análisis del nivel de profesionalismo que hay en los medios argentinos.

"Ciertos periódicos comerciales deben rendir cuentas al público. Ellos afirman que son objetivos y profesionales, que son independientes de intereses políticos.

"Va en contra de esa afirmación, cuando comienzan a confrontarse con el gobierno a un grado que incluso su propia objetividad podría ponerse en tela de juicio".

"Pero al final", subraya la experta, "nada justifica el intento de control de los medios en ningún país".

"La prensa no debería ser controlada ni por fuerzas políticas ni económicas, pero la realidad es que esto no es lo que normalmente pasa", concluyó la investigadora.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.