En la mira el nuevo fiscal mexicano

Madre protesta contra designación de fiscal general en México
Image caption Madres de las víctimas de Ciudad Juárez se oponen a la designación.

En la década de los 90, Esther Chávez Cano dirigía una organización por los derechos de las mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, cuando empezaron a aparecer decenas de cuerpos de niñas y mujeres asesinadas.

Acudió entonces con el procurador de Justicia del estado para pedirle que aclarase los homicidios. Nada pasó, le dijo a BBC Mundo.

El funcionario era Arturo Chávez Chávez, el mismo que once años después ha sido propuesto por el presidente Felipe Calderón como procurador General de la República.

Una decisión que ha causado polémica en México, sobre todo en organismos de derechos humanos que le reprochan no haber investigado los feminicidios en Ciudad Juárez.

"Se pudo haber detenido en ese momento, pero nunca investigó. Ahora son cientos de mujeres las que han muerto", lamentó Chávez Cano, directora de la organización Casa Amiga Isis, el nombre de una de las primeras víctimas del feminicidio.

Polémica internacional

Además de las críticas de activistas, la propuesta de Calderón generó una disputa política.

En el Senado el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) –al que Chávez pertenece- no tiene mayoría por lo que, según analistas, la designación del nuevo fiscal general obliga a una negociación entre los distintos grupos de senadores.

Sin embargo, los partidos opositores de la Revolución Democrática y del Trabajo advirtieron que vetarán el nombramiento.

La polémica rebasó las fronteras de México. El eurodiputado Raúl Romeva, del Grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo, solicitó al Senado que no ratifique a Chávez como fiscal general.

"Un eurodiputado no hace verano", respondió el coordinador parlamentario del PAN, Gustavo Madero.

Legalmente el Senado debe ratificar o no la designación del fiscal, sin embargo, ante las críticas los senadores pospusieron algunos días la discusión del tema.

La historia

Image caption La entonces ombudsman había advertido sobre Chávez.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó desde 1998 una investigación sobre el papel de Chávez en la investigación del homicidio serial de mujeres.

La ombudsman de ese entonces, Mireille Roccatti, advirtió que el procurador de Chihuahua y otros funcionarios entorpecieron las investigaciones, lo cual provocó que el feminicidio permaneciera impune.

El gobierno local rechazó las recomendaciones de la CNDH y de otras organizaciones como Amnistía Internacional que solicitaron el despido del procurador y sus colaboradores, los cuales nunca fueron sancionados.

Desde entonces, Chávez ocupó varias posiciones de alto nivel en el gobierno federal, e incluso fue subsecretario en el ministerio de Gobernación.

Cuesta arriba

Por lo pronto, la polémica por la eventual designación del fiscal podría crecer en los próximos días.

Organizaciones no gubernamentales han calificado el nombramiento como "una burla" y "un retroceso" en el respeto a los derechos humanos en México.

Los activistas preparan una jornada de protestas para tratar de impedir el nombramiento de Chávez Chávez.

Hasta ahora el propuesto como fiscal no ha respondido a las críticas, aunque mantiene encuentros con los senadores que votarán su nombramiento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.