Unasur discute carrera armamentista

Cumbre de Unasur en Bariloche.
Image caption La última cumbre de Unasur se celebró en Bariloche, Argentina, a finales de agosto.

La controversia por el acuerdo militar que afinan Colombia y Estados Unidos, y el crecimiento en la compra de armas en la región, conforman el telón de fondo de la reunión que este martes mantienen en Quito los cancilleres y ministros de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El objetivo de la cita es acordar medidas de "confianza mutua" entre los países que incluyan el establecimiento de mecanismos para intercambiar información militar y de seguridad.

No obstante, varias delegaciones acuden a la reunión con sus propias preocupaciones y recelos frente a la forma de actuar en materia militar de sus vecinos en la región.

Brasil ha anunciado que planteará en Quito un mecanismo para que los miembros de Unasur informen acerca de sus acuerdos de cooperación militar y de compra de material bélico con países de fuera de la región.

En ese sentido, el gobierno brasileño ha dicho estar dispuesto a dar a conocer detalles sobre su convenio militar con Francia.

Colombia y EE.UU.

Pero el tema que más inquieta a Brasil, así como a varios países de la región, es el de los alcances del acuerdo entre Colombia y Estados Unidos para el uso de siete bases militares colombianas por parte de militares estadounidenses.

En declaraciones al diario Estado de Sao Paulo previo a su viaje a Quito, el canciller brasileño, Celso Amorim, dijo que la forma en la que está escrito dicho acuerdo aumenta la preocupación de su gobierno.

Según el diario, a la Cancillería brasileña le inquieta el que, con el pretexto de defender la democracia y la libertad, militares estadounidenses puedan atacar desde Colombia a países vecinos que, a juicio de Washington, violen esos principios. Y de allí que Brasil insistirá en Ecuador en la necesidad de pedir a Colombia "garantías" por escrito sobre el acuerdo.

Colombia también dejó clara su posición frente a la reunión de Unasur de este martes. El canciller Jaime Bermúdez dijo antes de partir a Ecuador que su gobierno no acude a la cita con el propósito de defender el convenio con Estados Unidos.

"Este acuerdo ya está negociado y aspiramos firmarlo cuanto antes" señaló el canciller.

Inspección de bases

Bermúdez añadió que aún no hay nada definido en torno a la propuesta que hiciera el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en la pasada cumbre presidencial efectuada en Argentina, en cuanto a permitir que Unasur efectúe un proceso de inspección a las bases militares en cada país.

El canciller afirmó que su comitiva buscará que en Quito se debata el armamentismo regional.

"La preocupación sobre las compras de armas deberá ser tratado mañana (el martes) con amplitud, por parte de todos los países", señaló.

En efecto, a la polémica por el acuerdo entre Bogotá y Washington se ha sumado el recelo con el que la región ve los convenios de compra de armas firmados por varios países de Unasur.

Preocupación por rearme

Image caption Los cancilleres de Ecuador, Perú y Colombia coincidieron en Lima el pasado 19 de agosto.

Además de las negociaciones militares entre Brasil y Francia, Venezuela acaba de anunciar que comprará a Rusia armamento por unos US$2.000 millones.

Por su parte, Ecuador adquirió aviones y helicópteros de Brasil e India, mientras Chile recientemente compró cazabombarderos a Holanda.

En este marco, Ecuador, quien ostenta la presidencia pro témpore de Unasur, planteará en la reunión en Quito un código de conducta que incluirá, a decir de su canciller, Fander Falconí, "una serie de compromisos básicos de comportamiento para convertir realmente a la región en una región de paz".

Ecuador asumió el 10 de agosto pasado la presidencia pro témpore del bloque regional en momentos en los que mantiene una ruptura de relaciones con Colombia tras el ataque efectuado por el ejército colombiano en territorio ecuatoriano contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La ruptura se produjo el 3 de marzo de 2008, y, tras año y medio, ayer el canciller Falconí anunció una apertura de diálogo con Colombia.

El canciller ecuatoriano dijo que ha acordado una reunión bilateral con su similar de Colombia, Jaime Bermúdez, prevista para el 22 de septiembre en el contexto de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.