Colombia y Ecuador dialogan

Fander Falconí, canciller de Ecuador, y Jaime Bermúdez, canciller de Colombia
Image caption Tanto Colombia como Ecuador no han descartado mediadores en su pugna.

Este martes, por primera vez tras 18 meses desde que Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia, los cancilleres de los dos países se reunirán formalmente para iniciar un proceso de diálogo.

De antemano se sabe que esta noche, en Nueva York, donde será la cita, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, no habrá reanudación “inmediata” de relaciones diplomáticas.

El ministro ecuatoriano, Fander Falconí, dijo que “no se pueden esperar resultados de la noche a la mañana” y su colega colombiano, Jaime Bermúdez, pidió no crear “falsas expectativas”.

Sin embargo, hay razones para el optimismo, pues la pugnacidad que hubo entre Quito y Bogotá ha bajado considerablemente en las últimas semanas.

En diálogo con BBC Mundo, el director del Observatorio Latinoamericano de la Universidad Javeriana de Bogotá, Diego Cardona, señala que, pese a las diferencias entre los presidentes Álvaro Uribe y Rafael Correa, Ecuador está interesado en que la situación se arregle. Y Colombia también.

“Ecuador acaba de iniciar la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones del Sur, Unasur, y, además, quiere ser la sede el organismo. Por eso, Quito no quiere que esta presidencia sea anodina, como sí lo fue la de la Comunidad Andina de Naciones”, explica.

Además, dice Cardona, a otros países de la región, como Brasil y Chile, también les interesa mucho que Unasur se consolide.

Condiciones

Image caption El operativo contra las FARC en territorio ecuatoriano fue una violación contra la soberanía, según Ecuador.

El ex canciller colombiano Camilo Reyes declaró a BBC Mundo que lo ideal sería que Bogotá y Quito reestablecieran relaciones diplomáticas, “así en un principio no sea a nivel de embajadores, sino de encargados de negocios”.

A lo largo de los 640 kilómetros de la frontera terrestre que comparten, los dos países sufren los efectos del conflicto armado y del tráfico de drogas, entre otros problemas.

Quito rompió con Bogotá el 3 de marzo de 2008, después de que las Fuerzas Militares de Colombia bombardearon un campamento guerrillero en Ecuador y mataron a Raúl Reyes, el número tres de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Quito exige cinco condiciones para reanudar relaciones diplomáticas con Bogotá, entre ellas las mejoras en la seguridad fronteriza y el otorgamiento de indemnizaciones por el bombardeo en el campamento de Reyes.

En 2008 Ecuador demandó a Colombia ante el Tribunal de La Haya, por los supuestos efectos negativos ocasionados por las fumigaciones contra cultivos ilícitos en la frontera.

Y a mediados de 2009 Quito acusó a Bogotá ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, por la muerte del ecuatoriano Franklin Aisalia en el bombardeo contra Raúl Reyes.

Negocios son negocios

A la pugnacidad política y jurídica se unió la crisis económica -que afecta a los dos países- y Quito decidió imponer salvaguardia contra un considerable número de productos que importa desde Bogotá.

Las cosas en este frente parecerían estar volviendo lentamente a la normalidad, según le dijo a BBC Mundo Emilo Velasco, director de la Cámara Colombo Ecuatoriana de Industria y Comercio.

“Poco a poco se están levantando las salvaguardias y en los últimos días hemos tenido buenas noticias”, dijo Velasco.

Según el dirigente empresarial, se espera que, si las cosas siguen por ese camino, el comercio entre Colombia y Ecuador solo disminuya un 10 o un 12 por ciento al finalizar este año, lo cual, según su opinión, no es del todo negativo, teniendo en cuenta la crisis económica global.

Pero todavía falta mucho para que la situación vuelva al nivel que existía antes del bombardeo del campamento de Reyes.

“Por ahora, es muy arriesgado imaginar cómo será la reunión de esta noche en Nueva York”, anticipa el ex canciller Reyes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.