Última actualización: miércoles, 23 de septiembre de 2009 - 01:52 GMT

Brasil pide que se respete su embajada

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo este martes que espera que "los golpistas no entren a la embajada brasileña" en Tegucigalpa, donde desde este lunes se encuentra refugiado el depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya.

El mandatario brasileño realizó estas declaraciones después de que los miles de simpatizantes de Zelaya que se encontraban reunidos afuera de la embajada brasileña en la capital hondureña fueran dispersados con bombas lacrimógenas y balas de goma por las fuerzas de seguridad.

En respuesta al llamado de Lula, el presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, declaró: "Le digo públicamente al presidente Lula da Silva que nosotros vamos a respetar su sede, porque esa es tierra del Brasil y la vamos a respetar, siempre y cuando ellos contesten a nuestras peticiones".

Y aclaró que esas solicitudes se refieren a que "Zelaya tiene procesos incoados aquí en Honduras y lo conveniente sería que le den asilo ellos en su país o lo entreguen a las autoridades".

Pedido a la ONU

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, afirmó desde Nueva York que su país envió una carta al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acerca de la "impenetrabilidad de las embajadas", después de que se supiera que las autoridades hondureñas habrían cortado el suministro de agua y luz a la sede de la representación diplomática.

Según informa la corresponsal de la BBC en Nueva York, Camila Viegas-Lee, el canciller afirmó que los cortes "no se justifican (...), principalmente porque hay cerca de 70 personas en la embajada, incluso tres niños".

Además, Amorim consideró "extremadamente preocupante" los reportes de que la policía hondureña lanzó bombas lacrimógenas a seguidores de Zelaya que se manifestaban a su favor en las afueras de la sede diplomática.

Fuentes diplomáticas de Estados Unidos confirmaron que su país recibió y estudiará esta petición, que trasladará a los otros miembros del Consejo, del que no forma parte Brasil.

Solución "negociada"

Mientras, Lula aseguró en rueda de prensa en Nueva York, a donde viajó para participar en la Asamblea General de la ONU, que Brasil está haciendo lo que "cualquier país democrático haría" al otorgar refugio a Zelaya en su embajada.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Además, exhortó al gobierno de Micheletti a aceptar una solución "negociada y democrática" que permita el regreso de Zelaya al poder.

"Lo que debería suceder es que los golpistas deberían dar un lugar a quien tiene derecho a estar en ese lugar, que es el presidente democráticamente elegido por el pueblo", declaró Lula.

"El mejor negociador debe ser el secretario general de la OEA (José Miguel Insulza), que es una institución multilateral que representa a los países de América", añadió el presidente brasileño.

"Pienso que es muy importante para el mundo entero, Estados Unidos y la OEA que no acepten golpes. Estamos consolidando la democracia en nuestro continente y no podemos aceptar (esta situación)", agregó.

El presidente brasileño indicó que habló que por teléfono con Zelaya, refugiado desde el lunes en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

Según la corresponsal Viegas-Lee, Lula aseguró que Zelaya pasó "una noche tranquila" en la embajada.

Embajada "en peligro"

Al mismo tiempo, este martes Zelaya denunció -en declaraciones a la emisora colombiana Caracol Radio- que está "en peligro" y que la embajada de Brasil en Tegucigalpa se encuentra "rodeada" y "prácticamente militarizada".

Zelaya tiene procesos incoados aquí en Honduras y lo conveniente sería que le den asilo ellos en su país (Brasil) o lo entreguen a las autoridades

Roberto Micheletti, presidente interino de Honduras

"Sabemos que estamos en peligro, han rodeado la embajada (...) se han tirado bombas lacrimógenas encima de la embajada, han sacado a gente a tiros", indicó.

El único "arreglo pacífico" posible en Honduras "sólo se puede considerar respetando la voluntad del pueblo, que me eligió a mí como presidente", subrayó.

En el interior de la sede diplomática brasileña permanecen Zelaya, su esposa Xiomara Castro, varios familiares y seguidores suyos, así como periodistas de medios afines al depuesto mandatario.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil informó a la BBC que su embajada en Tegucigalpa le solicitó ayuda al gobierno estadounidense, luego de que el gobierno de Honduras le cortó los servicios de agua, luz y teléfono.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ian Kelly, afirmó que están discutiendo qué clase de ayuda pueden suministrar.

"Es una situación muy sensible en el terreno, no quiero entrar en detalles sobre qué clase de ayuda estamos negociando", explicó.

"La embajada estadounidense está cerrada (...) pero su personal sigue muy activo para intentar calmar la situación", agregó Kelly.

Toque de queda

Manuel Zelaya

Zelaya se encuentra refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el lunes.

Mientras tanto, la canciller del depuesto gobierno de Honduras, Patricia Rodas, insistió este martes desde Nueva York que Zelaya llegó al país en son de paz y que ejercerá una resistencia "absolutamente pacífica", al tiempo que denunció "la represión de que está siendo objeto el pueblo hondureño, entre el que ya se cuentan los heridos y estamos por confirmar los muertos".

Agencias de noticias informan que, luego de que la policía hondureña dispersara a los manifestantes en las afueras de la embajada brasileña, hubo decenas de detenidos y heridos, sin que las autoridades hayan confirmado que se produjeran víctimas mortales.

La vicecanciller del gobierno interino, Martha Lorena Alvarado, le dijo a BBC Mundo que se procedió a la dispersión de la multitud con bombas lacrimógenas, pero negó rotundamente que se hubiera disparado contra la sede de la embajada.

El gobierno de Micheletti ordenó ya la extensión del toque de queda hasta las 6:00 pm, hora local, de este miércoles (00:00 GMT).

La capital hondureña vive un ambiente tenso desde que Zelaya llegó por sorpresa al país, 86 días después del golpe de Estado.

Zelaya fue expulsado del país el 28 de junio pasado por los militares y sustituido ese mismo día, por decisión del Congreso, por Roberto Micheletti, entonces titular del Poder Legislativo.

____________________________________________________________________

Su opinión nos importa y complementa nuestra información. Por eso lo invitamos a que participe en nuestro clic foro sobre el regreso de Manuel Zelaya.

¿Usted se encuentra en Honduras? ¿Cómo se vive allí la situación hoy?

¿Tiene fotos o videos sobre la llegada de Zelaya, o sobre la situación que vive Honduras?

Envíelos haciendo clic clic aquí o al correo: susimagenes@bbc.co.uk.

Golpe en Honduras

  • Sucesos clave

    • Zelaya: el acuerdo es "letra muerta"
    • Micheletti anuncia gobierno sin Zelaya
    • Lea más

    • Protagonistas

    • Lea más

    • Honduras: acuerdo en la cuerda floja
  • Video

    • VeaDur: 02:37

    • VeaDur: 01:09

    • Vea más videos

    • En imágenes

      • Más galerías de fotos
  • Participe

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.