Chevron no acatará decisión de juez ecuatoriano

El abogado de los afectados, Pablo Fajardo.
Image caption El abogado de los afectados, Pablo Fajardo, manifestó a BBC Mundo que Chevron quiere demorar el proceso.

La petrolera estadounidense Chevron dijo que no acatará ningún fallo en el juicio multimillonario en su contra por supuestos daños ambientales en la Amazonia de Ecuador, luego de saberse que el juez Juan Nuñez seguirá presidiendo el caso pese a acusaciones de soborno.

Se trata de un nuevo episodio dentro de un caso que lleva 16 años y que ha sido considerado uno de los mayores juicios ambientales de la historia.

En 1993, pobladores de la Amazonia ecuatoriana demandaron a Texaco, compañía que fue absorbida por Chevron en 2001, por daños causados al medio ambiente y a la salud durante 26 años de operaciones petroleras. El monto de la demanda hoy asciende a US$27.000 millones.

La restitución de Nuñez fue resuelta el pasado martes por el presidente subrogante de la Corte de la provincia de Sucumbíos (en la Amazonia ecuatoriana), Nicolás Zambrano, quien no encontró sustento legal para la decisión del juez de excusarse del caso.

Nuñez se había inhibido de conocer el caso luego que Chevron entregara videos grabados de manera clandestina a las autoridades ecuatorianas y estadounidenses a través de los cuales la empresa dice probar que el juez Nuñez estaría implicado en un plan de soborno a futuros contratistas para remediación ambiental y habría anticipado un fallo en contra de la petrolera.

"Debe ser removido"

En declaraciones para BBC Mundo, James Craig, vocero de Chevron para América Latina, dijo que la compañía no acatará ningún fallo que emita el juez Nuñez. “Nuestra posición es de que el juez Nuñez debe ser removido del caso de inmediato y sus fallos anulados”, dijo Craig.

De hecho, la compañía pidió este miércoles un arbitraje internacional contra Ecuador en la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya.

La Fiscalía ecuatoriana lleva adelante una investigación en torno a los videos, en los que también aparecen involucrados supuestos miembros del partido del presidente Rafael Correa. El mandatario ha negado cualquier vinculación de su gobierno. "La empresa está desesperada. Si alguien se reunió en nombre del gobierno, no los conocemos", ha dicho Correa.

Pero la Fiscalía además ha pedido a la Procuraduría del Estado que inicie un proceso legal contra Chevron en Estados Unidos por una posible violación de la Ley Federal contra prácticas de acciones corruptas al “inducir al delito, a través de sus empleados y funcionarios, al juez Núñez”. Frente a ello, Chevron ha afirmado que los videos fueron grabados sin su conocimiento.

Chevron quiere "demorar el proceso"

Image caption La demanda contra Chevron asciende a US$27.000 millones por supuestos daños ambientales.

La actual coyuntura representa lo que ha sido este largo y engorroso proceso judicial. En primera instancia, comunidades indígenas acusaron a Texaco ante las cortes de Nueva York de arrojar millones de galones de agua contaminada en la Amazonia ecuatoriana, que determinaron que el caso debía tratarse por la justicia de Ecuador.

Entre tanto, en 1998, el gobierno ecuatoriano firmó un acta de finiquito con la que absuelve a Texaco de cualquier futura demanda del Estado ecuatoriano. Pero las comunidades afectadas decidieron continuar con el caso afirmando que su demanda no proviene del gobierno sino de los afectados por la contaminación ambiental.

¿Para cuándo se podría prever una resolución del caso en Ecuador? Al momento, tras la decisión de la Corte de Sucumbíos, el juez Nuñez se mantiene al frente del caso. Nuñez podría ser removido si el Consejo Nacional de la Judicatura, que también investiga su accionar en torno a los videos difundidos por Chevron, encuentra fundamentos para su destitución.

El presidente del Consejo de la Judicatura, Benjamín Cevallos, dijo a BBC Mundo, que más allá de la investigación que se hace al juez Nuñez, sus actuaciones en el caso no pueden ser anuladas.

“(Chevron) ha ejercido a plenitud su derecho de defensa, y consiguientemente cualquiera que sea la decisión del juez, las partes tendrán que respetarla”, declaró Cevallos, al señalar que en caso de que sea nombrado un nuevo juez, este deberá dictar una resolución sobre la base de lo actuado en el proceso.

Así, el proceso espera que en las próximas semanas entreguen sus informes los peritos designados para evaluar las causas de la afectación ambiental en la zona operada por Chevron-Texaco, así como el grado de participación de la estatal Petroecuador en dicha contaminación. Con dichos resultados, el juez se aprestaría a tomar una resolución.

El abogado de los afectados, Pablo Fajardo, manifestó a BBC Mundo que el proceso podría resolverse para el primer trimestre de 2010, “más allá de que el objetivo de Chevron es demorar el proceso”. “Todo esto de los videos y demás artimañas que Chevron ha usado durante todos estos años busca lograr que este caso quede en la impunidad”, afirmó Fajardo.

La proyección de Chevron sobre una resolución del caso es diferente a la de Fajardo. El vocero de la empresa, James Craig, dijo que si el juez Nuñez o cualquier otro juez emite un fallo desfavorable a Chevron, la compañía apelará en todas las instancias dentro y fuera de la justicia ecuatoriana. “Este caso ha sido plagado de irregularidades”, afirmó.

“Esto puede durar muchos años más”, advirtió Craig.

.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.